Cómo evitar que te roben Internet (bloquea a intrusos de tu wifi)

11 de enero de 2017

· Conoce cuáles son los pasos necesarios para saber si alguien roba tu WiFi y cómo evitarlo.

¿Te roban el wifi?

Si tu Internet va muy lento, las páginas no cargan bien y la conexión es intermitente, lo más seguro es que tienes un problema de configuración del router o que te están te están robando el WiFi. Este problema es más común de lo que puedas creer, ya que hacerse con la red del vecino es una actividad bastante frecuente, según indican el Estudio sobre la Ciberseguridad y Confianza de los hogares españoles. Aquí te decimos qué has de hacer si hay intrusos en tu red, cómo puedes bloquearlos y evitar que roben tu señal.

 

¿Cómo saber si me roban el WiFi?

Si te están robando el WiFi aparecerá en tu conexión un perfil desconocido. Para bloquearlo inmediatamente, debes hacer lo siguiente: 

1. Entrar en la configuración del router.

2. Verificar los equipos conectados a la red.

3. Identificar los que no te pertencen .

4. Cambiar el password.

5. Eliminar los dispositivos y bloquear su acceso futuro.

6. Configurar tu router para que solo tu dispositivos puedan conseguir la dirección IP.

 

Servicios Antibonet: programas para saber si te roban el WiFi

· Para Windows

Puedes descargar y utilizar Wireless Network Watcher o Microsoft Network Monitor.

 

· Para Mac

El más recomendado es Mac OS X Hints.

 

· Para Android

Las aplicaciones ezNetScan, Fing, Network Discovery, Net Scan.

 

· Para iPhone

IP Network Scanner y iNet.

La Oficina de Seguridad del Internauta (OSI) de INCIBE también pone a la disposición de todos el Servicio AntiBotnet diseñado para vigilar la presencia de botnet en tu red.

 

¿Cómo bloquear el router de los ladrones de WiFi?

Para que puedas reducir casi por completo la probabilidad que un intruso se aproveche de tu WiFi, o que puedas llegar a ser víctima de un ciberataque debes configurar la seguridad de tu router. Has de hacer lo siguiente:

  • Ve a la configuración de tu router y asegúrate que incorpore el protocolo WPA. Si no lo tiene, sustituye el equpio por uno nuevo.
  • Si no sabes hacerlo busca los pasos por Google, o si tu ordenador es Windows, escribe los números 192.168.1.1 en la barra de direcciones (los números finales pueden variar según el modelo concreto). Si tienes Mac, puedes seguir las instrucciones indicadas por Vodafone.
  • Coloca la clave de administración para entrar a la configuración del router. La podrás encontrar en la documentación que trajo el equipo.
  • Una vez que hayas ingresado en la configuración, asigna el sistema de seguridad WPA o WPA2 con un cifrado AES.
  • Cambia la clave que ha venido por defecto en el sistema (la que tiene un montón de letras y números que se encuentra atrás del modem de tu proveedor de servicio) y utiliza una de tu conveniencia. Se recomienda no utilizar datos personales como iniciales del nombre y apellido o fecha de nacimiento al crear una clave.
  •  Bloquea u oculta tu red de WiFi para asegurarte que solo las personas que conozcan el nombre de la red puedan acceder a ella.

 

¿Qué pasa si me roban el WiFi?

Si crees que no existen riesgos en que alguien utilice tu WiFi sin tu consentimiento, piénsalo de nuevo). Además de limitar tu propia conectividad, también dejas en manos desconocidas el acceso a toda la información personal que tengas en tu ordenador y los demás equipos que estén conectados a la red.

Un intruso que se dedique al robo de datos podrá interceptar toda la información que transmitas y, si tiene los conocimientos suficientes, puede utilizar tu dirección IP ante acciones ilícitas en la web, lo cual tiene un peso judicial muy grande. Recuerda que al contratar un servicio de internet, eres el responsable de las acciones que se hagan en tu red.

 

Denunciar el robo de WiFi

A nivel legal se considera que acceder a una red WiFi protegida con clave y sin el consentimiento de la persona que haya contratado el servicio, puede ser denunciable utilizando la vía administrativa.

Si la red fuera utilizada para acciones ilícitas, los cargos que se imputan varían si la cuantía de lo defraudado no excediere de 400 euros, y en los casos más graves, el culpable puede ser condenado a prisión de 6 meses a 3 años.

 

Es muy importante que si te has dado cuenta que algo anda mal con tu conectividad y no sabes qué hacer al respecto, lo comentes con la empresa que presta el servicio, ya que puedes poner en riesgo tu seguridad y la de tu familia.

Más artículos relacionados