Cómo limpiar una silla de bebé paso a paso

5 de enero de 2017

Si has viajado en coche con niños, es buena idea que sepas cómo has de asear la silla infantil.

Cómo limpiar la sillita del bebe

Las sillas de bebés están siempre expuestas a factores contaminantes como son los gérmenes, bacterias y microbios, por la facilidad de recibir derrames de comida, líquidos, vómitos, saliva, migajas, etc. Por eso, has de tener en cuenta ciertos aspectos sobre cómo limpiar las sillas infantiles. A continuación, te ofrecemos algunas recomendaciones:

 

¿Cómo limpiar una silla de bebé?

Para limpiar la silla de tu bebé no hace falta que vayas a la tintorería. Te enseñamos cómo dejar impecable cualquier tipo de sillita infantil con los productos que ya utilizas habitualmente en tu hogar. Ten en cuenta que debes seguir las instrucciones del fabricante para no dañar o desgastar el material antes de tiempo.

 

Lavado de sillitas infantiles, paso a paso.

Para el mantenimiento diario de la silla de tu bebé, utiliza toallitas húmedas y una mini aspiradora o un cepillo de cerdas suaves. Así evitarás que los derrames se queden incrustados y que las migajas o restos de comida molesten a tu bebé.

Si lo que necesitas es un lavado más profundo, sigue leyendo para saber cómo poner a punto todo tipo de sillitas infantiles.

 

  • Lo primero que tendrás que hacer es sacar la sillita del coche y desmontarla con paciencia. Puedes grabar un vídeo para luego no tener problemas en recordar cómo encajaban todas las piezas.
  • Usa la aspiradora para extraer migajas y restos de comida o sucio en zonas de difícil acceso, también puedes utilizar un cepillo de cerdas suaves.
  • Quita los broches, correas, cierres, botones y pasadores hasta sacar todas las partes de tela de la silla que podrás meter en la lavadora utilizando un detergente suave. Utiliza la secadora sólo si el fabricante lo permite, pero lo mejor es que lo dejes secar al sol.
  • Todo lo que no puedas desmontar como las partes fijas de plástico o las correas puedes limpiarlo  con una esponja bañada en detergentes suaves (los fuertes, además de perjudicar a la piel del bebé, podrían acabar afectando a la estructura de los componentes de la sillita).
  • Inicia el ensamblado de la silla solo cuando las partes estén bien secas. Presta mucha atención a la correcta instalación de las correas.
  • En caso de que haya piezas húmedas, puedes usar un secador. Esto no es aplicable para las correas.
  • Solicita una revisión del correcto ensamblaje en alguna estación de bomberos o policía, para garantizar el adecuado funcionamiento de la silla.

 

Recomendaciones para hacer una limpieza profunda para sillas de coche de bebé

  • Elije un momento oportuno para hacer la limpieza. Evita hacerlo un día antes de necesitarla para un viaje largo.
  • Deja que el aire y sol eliminen humedad y olores.
  • Cuando compres la silla, consulta la disponibilidad de una funda para ese modelo. Esto puede ahorrarte trabajo lavando sólo la funda cuando esté sucia.

 

Desinfecta las sillitas de tu bebé

Si requieres una limpieza de emergencia, puedes probar los siguientes trucos:

  • Diluye unas gotitas del lavavajillas en agua y con ayuda de una esponja frota la zona manchada. Limpia con agua hasta quitar los restos de jabón y, por último, usa papel absorbente para disminuir la humedad.
  • Si las manchas persisten, exprime el zumo de medio limón en una taza de agua tibia y frota la zona. Después de un par de minutos, seca con un trapo limpio.
  • El bicarbonato es otra opción para quitar manchas y desinfectar; aplica sobre la zona afectada y luego utiliza un cepillo suave para eliminar los restos.

 

Consejos y normas que has de saber sobre las sillas de bebé

Ante la extensa oferta de sillas infantiles que hay en el mercado y la importancia de su uso para cualquier desplazamiento, es importante que consigas una que sea práctica y cómoda para ti y tu bebé. Por eso la silla debe ser acorde a la edad, tamaño y peso del niño. Es imprescindible la comodidad del bebé, para asegurar su descanso y disfrute en cada viaje; así que cuando vayas a comprarla, lleva tu vehículo, para que evalúen la compatibilidad, facilidad de instalación y traslado.

Si buscas economía a largo plazo puedes considerar las sillas de grupo 1/2/3 que pueden usarse hasta los 12 años aproximadamente, aunque se recomienda renovarla  a medida que los niños crecen, para que siempre sea totalmente compatible con ellos. Puedes leer aquí las normas actuales para llevar niños en coches.

 

Si cuentas con un seguro de coche en Zurich Seguros, has de saber que cuentas con una cobertura por robo de los objetos declarados y, además, tienes a tu disposición una red de más de 800 talleres de confianza con ventajas y descuentos para todos los clientes.

Más artículos relacionados