¿Mascota nueva en casa? Consejos para darle la bienvenida

6 de marzo de 2017

· ¿Tienes una mascota nueva en casa? Lee estos consejos para integrarla al hogar y que su convivencia con otros animales sea buena, y también para sus dueños.

Tener una mascota nueva

Si has decido integrar en tu hogar a un nuevo canino o felino, y ya tienes uno, debes tener en cuenta qué pasará con tu antigua mascota. Los animales son muy vulnerables a los cambios, por eso es fundamental realizar una correcta integración de la mascota nueva, tratando de ayudar a la otra a sentirse bien ante los cambios que se van a producir. Para lograrlo te damos una serie de recomendaciones básicas a la hora de integrar una mascota nueva en casa.

 

¿Cómo integrar una nueva mascota en tu hogar?

Este proceso debe hacerse con mucho cuidado y paciencia. Debes estar alerta ante cualquier indicio de agresividad por parte de los animales para intervenir antes de que se produzca una situación indeseable.

 

Analiza el espacio

Asegúrate de encontrar espacio para el nuevo miembro de la familia, respetando el de tu viejo compañero. No utilices los mismos recipientes para beber y comer que usa tu mascota actual, ni su misma cama. Encuentra un lugar para la nueva mascota y enséñale que ahí puede estar seguro, así el que ya vivía allí no sentirá que invaden su territorio.

 

Convivencia entre dos mascotas

Cuando la nueva mascota entra en casa es un cachorro la situación suele ser sencilla de resolver y es más probable que la aceptación del nuevo animal sea más fácil.

 

Presentar un gato cachorro a un perro adulto

  • Escoger una habitación de la casa para instalar al gato hasta que se sienta seguro, esto puede requerir varios días.
  • La presentación entre ambos debe producirse con algún obstáculo que permita que ambos animales se vean pero no se toquen (el gato en un transportín, por ejemplo). Es recomendable que el perro esté tranquilo, haya paseado y haya jugado previamente un buen rato.
  • Repite esta acción durante unos días hasta que puedas abrir el transportín.
  • En este momento, y siempre con el perro atado con la cuerda poco tirante, deja que se olfateen. Poco a poco comenzarán a tolerarse.

 

Presentar un perro cachorro a un gato adulto

En este caso debes hacer exactamente lo mismo que en el anterior, pero siendo el perro el que esté unos días en una habitación hasta que podamos presentarlo al gato. Hazlo también con algún obstáculo entre ellos y deja que vayan oliéndose progresivamente. Los cachorros no suelen presentar problemas para tolerar a los gatos, pero sí suele darse el caso contrario.

 

Presentar un perro cachorro a un perro adulto

  • Trata de presentarlos en un lugar neutral. Un parque, por ejemplo. Da un paseo con ellos y busca un lugar donde puedan jugar.
  • Deja que el perro adulto olfatee al pequeño y observa sus reacciones. Poco a poco el cachorro incitará al adulto a jugar. Simplemente vigila que el mayor no haga daño al pequeño, pero dales toda la rienda suelta que sea posible.
  • Vuelve a pasear con ellos a casa y deja que el perro adulto entre primero. No deberían existir demasiados problemas para la convivencia entre ambos.

 

Presentar un gato cachorro y un gato adulto

  • Restriega un paño sobre el gato cachorro y ponlo junto a la cama del adulto. Acostumbrarle al nuevo olor antes de mostrar al cachorro facilitará la presentación
  • Mantén unos días al nuevo gato en una habitación para que ambos se vayan acostumbrando a los nuevos olores.
  • Cuando creas que están listos, júntalos y deja que se conozcan poco a poco.

 

¿Qué hacer si tu perro no acepta a la nueva mascota?

Si los hemos presentado correctamente y aun así no conseguimos que exista tolerancia entre ellos, la mejor opción es acudir a un profesional. Los educadores caninos intervendrán en situaciones que nosotros no podemos controlar y nos ayudarán a lograr cambios de comportamiento indeseados.

 

Recuerda que si tienes varias mascotas en casa, es buena idea contar con un seguro de hogar como el de Zurich Seguros que cuenta con la cobertura RC que responderá por los daños que tu mascota pueda llegar a hacer a un tercero.

Más artículos relacionados