1. Blog
  2. Viajar embarazada: en coche, en barco y en avión

Viajar embarazada: en coche, en barco y en avión

5 de mayo de 2017

· Que estés esperando un bebé no quiere decir que no puedes disfrutar de una escapada familiar, siempre y cuando tengas la aprobación de tu médico y tengas mucho cuidado. Te decimos los mejores consejos para viajar embarazada.

Viajar embarazada

Viajar embarazada en coche, en barco, en avión, en tren o en autobús no tiene por qué ocasionaros ningún problema ni a ti, ni a tu bebé, siempre que el médico no te haya indicado lo contrario y tomes algunas precauciones. Te contamos cuáles son los cuidados que debes tener si decides hacer un viaje mientras esperas un bebé.


Recomendaciones para embarazadas de acuerdo al mes

  • Durante el primer trimestre de gestación es cuando hay más riesgo de sufrir un aborto natural y además las futuras mamás suelen sentirse más cansadas o mareadas, pero si te encuentras bien y tu médico no te indica lo contrario, ¿por qué no disfrutar de una escapada antes de que llegue el nuevo miembro de la familia? Recuerda visitar al médico antes de irte para que te indique algún medicamento en caso necesario.
  • Entre los 4 y los 5 meses (semanas de la 28 a la 35), el embrión ya habrá superado las dificultades de implantación, la tripa todavía no será tan grande como para que te moleste y tendrás algo más de energía, es la mejor época para viajar si el médico te deja.
  • Viajar embarazada de 5 meses. A partir de los 5 meses las compañías aéreas te pedirán un justificante de tu médico para viajar.
  • Viajar embarazada de 8 meses. Aunque te encuentres perfectamente, los expertos aconsejan quedarse en casa a partir de los 8 meses de embarazo porque el bebé podría llegar en cualquier momento ¿Te imaginas estar en un vuelo y que el bebé decida nacer en ese momento? Por esta razón muchas compañías aéreas no aceptan entre sus pasajeros embarazadas en un estado tan avanzado de gestación.

Lo que sí podrías hacer son trayectos cortos en coche siempre y cuando no conduzcas tú, hagas un descanso cada dos horas para estirar las piernas y lleves un cinturón de seguridad especial y homologado.


¿Cuál es el mejor medio de transporte para las embarazadas?

Viajar en tren

De todas las opciones, el tren es de las más recomendables, tendrás espacio para moverte e incluso estirarte si viajas de noche.

Viajar en coche

Sin duda viajar embarazada en coche es otra buena opción para desplazamientos cortos. Mejor si conduce otra persona y efectuáis paradas con regularidad. No tengas prisa en llegar al destino y para las veces que necesites para caminar. Recuerda hidratarte y comer pequeños snacks con regularidad.

Viajar en avión

No representa un inconveniente, pero a partir de las 35 semanas de embarazo (es decir, a partir de los 5 meses), las compañías aéreas te pedirán un certificado conforme tu médico te ha autorizado a volar. Tendrás que entrar a la página de la compañía para descargarte el documento y pedirle a tu ginecólogo que lo rellene.

Más adelante, cuando estés de 8 meses, algunas compañías ya no te dejarán subir al avión por el riesgo de que te pongas de parto durante el trayecto.

En cualquier caso, escoge siempre el asiento de pasillo para poder levantarte a pasear cada cierto tiempo e ir al lavabo sin dificultades, pide comida especial y ten cuidado al colocarte el cinturón de seguridad: debe quedar a la altura de las caderas, por debajo del vientre.

Y no te preocupes por el detector de metal a la entrada de los aeropuertos, son totalmente inocuos tanto para ti como para tu bebé.

Viajar en barco

Las embarazadas suelen marearse con más facilidad, por eso el barco puede ser una opción poco recomendable. Si vas a ir de crucero recuerda reservarte momentos para descansar entre todas las actividades programadas.

Viajar en autobús

El autobús es el medio de transporte menos aconsejable para embarazadas: hay poco espacio para moverse y el acceso al baño –si es que hay– es de lo más incómodo.


Preparativos y documentación para viajar embarazada

Viajar antes de tener a tu bebé te permitirá ir con un equipaje más ligero, pero por precaución ya tienes que incluir algunos imprescindibles en tu bolsa:

  • Agua y pica pica para mantenerte siempre hidratada evitando los mareos.
  • Ropa y calzado cómodo. Sobretodo que no te apriete la tripa ni las piernas, que favorezca la circulación. Quítate los zapatos y mantén los pies en alto siempre que puedas para evitar que se hinchen.
  • Contra el mareo, lleva caramelos con azúcar.
  • Si no sabes qué puedes llevar en tu equipaje de mano, te recordamos que sí podrás llevar medicamentos, pero han de estar previamente aprobados por tu ginecólogo, y no olvides llevar contigo una carta médica que indique qué es y para qué sirve.
  • Si el trayecto va a ser largo, añade en tu maleta una almohada o un cojín para las cervicales. Descansarás más y mejor.
  • Solicita una copia de tu historial médico por si has de visitar un centro hospitalario diferente al tuyo.
  • Apunta en una libreta los teléfonos más importantes en caso de urgencia.
  • A partir del sexto y séptimo mes lleva también una bolsa con lo imprescindible en caso de parto prematuro.
  • Recuerda adelantar los preparativos del viaje para evitar momentos de estrés y sal antes de casa para no tener que correr.
  • Has de poder levantar por ti misma las maletas que lleves sin que te pesen ni hacer esfuerzos, pide ayuda sin dudarlo si lo necesitas.
  • Conviene contratar un seguro médico o un seguro de viaje como el de Zurich Seguros para asegurarte la mejor atención en destino si te pasa algo. Ten la copia del contrato siempre encima.

Además, los seguros de viaje de Zurich Seguros te costarán sólo 1 euro al día si viajas por España*.


* Precio medio por día del producto estándar para duraciones de viaje entre 7 y 14 días, en coche o avión con destinos nacionales. En tren o avión para destinos europeos: 3 euros y resto del mundo: 5 euros.

Coberturas sujetas a lo indicado en las Condiciones Generales y Particulares de la póliza.

Más artículos relacionados