Consejos para comprar una casa

4 de enero de 2018

· Al tomar la decisión de comprar un inmueble, has de tomar en cuenta los costos adicionales. Si no sabes cuáles son, aquí te decimos.

Consejos para ahorrar comprando una casa

Comprar una vivienda implica una serie de costes que van más allá de la suma de dinero que muestra el anuncio de venta. Se deben revisar también las inversiones adicionales que se han de hacer en los trámites administrativos, los impuestos, e incluso, las instalaciones o sistemas de seguridad del inmueble necesarios para poder habitarlo, sea éste nuevo o de segunda mano.

En este artículo te explicamos cuáles son los gastos que tendrás que asumir y cuáles no al momento de comprar una vivienda. También te recomendamos leer sobre el Plan vivienda 2018-2021, una ayuda gubernamental para el alquiler o compra de una casa.

 

Gastos de compra de una vivienda nueva

En la compra de una vivienda nueva existen dos casos: el primero cuando la vivienda se entrega por primera vez y la compra el vendedor tras su construcción, y el segundo caso es cuando se alquilan una vivienda nueva y posteriormente se ofrece la opción de compra a quienes han vivido en ellas.

Los gastos comprenden dos impuestos:

1. IVA. Equivale al 10% del precio de la vivienda.

2. Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD). Es un impuesto autonómico que se genera en una notaría y, posteriormente, por inscribirse en el registro. El pago oscila entre 0,5 y 1,5% del valor de la compraventa. Depende de la comunidad donde esté ubicada la vivienda y, si se cumplen algunos requisitos, existen bonificaciones, al igual que ocurre con el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP).

 

¿Cuáles son los gastos de compra de una casa usada?

Además de los gastos de notaría y el registro, en el aspecto tributario es necesario también cubrir el ITP, que varía según la comunidad autónoma.

La media de este gravamen es un 8% del valor de la compraventa, aunque las provincias ofrecen bonificaciones en determinados casos. En Cataluña, por ejemplo, el impuesto baja a 5% cuando las familias son numerosas, cuando los compradores son menores de 32 años o en el caso de minusvalía.

 

Los trámites para comprar una vivienda, ¿cuáles son y cuánto cuestan?

  • Notaría

Los honorarios son similares entre un despacho y otro. La ley establece aranceles de acuerdo con el valor y el servicio. Para una vivienda de 120.000 euros, el pago sería alrededor de 390 euros, según el Consejo General del Notariado.

  • Inscripción del contrato en el Registro de la Propiedad

Aunque no es obligatorio, brinda seguridad jurídica al comprador. Para una vivienda de alrededor de 100.000 euros, el coste sería de unos 200 euros. La cantidad total depende de la ubicación de la propiedad, el valor y otros aspectos. Los aranceles también están establecidos por la ley.

  • Gestoría

La selecciona la entidad financiera y solo es necesario en el caso de que la compra del inmueble se haga con una hipoteca. El gestor hace los trámites hasta la inscripción de la escritura de compra en el registro de la propiedad. Aunque las tarifas no están reguladas, son alrededor de 100 a 200 euros por escritura.

  • Hipoteca

En el caso de que se solicite, se debe tomar en cuenta que además de lo que implique la solicitud del préstamo al banco, los gastos del registro y de notaría se duplican por inscribir dos escrituras distintas, una de la hipoteca y otra de compraventa. A esto se le suma la tasación (a partir de 250 euros), para determinar el porcentaje de financiamiento que ofrece el banco. Por último, se incorpora el pago del AJD, que se calcula según la responsabilidad hipotecaria, independientemente de si la vivienda es nueva o no, y es alrededor de 0,5% a 1,5%.

 

¿Qué preguntar antes de comprar una casa?

Es un aspecto muy importante que nunca debes pasar por alto, para que no se incorporen gastos sorpresa: no solo de trata saber cómo están las condiciones del inmueble, sino de las facilidades que brinde la zona en la que se encuentra, como el transporte, la situación de aparcamiento, además del acceso a servicios, áreas de entretenimiento y educación.

Aunque hagas la compra a través de un agente inmobiliario o a un particular, debes revisar todo lo necesario para que el inmueble tenga todas las comodidades y se compre a un precio competitivo.

  • Pregunta cuál es la superficie total y la útil (esta última se obtiene descontando muros, vigas, tabiques).
  • Revisa la calidad de construcción y acabados, la pintura y grietas, tanto en el espacio propio como en los comunes.
  • Verifica las instalaciones básicas. En el caso del agua, revisa que los grifos puedan abrirse sin que se pierda la intensidad o presión y que el sistema de agua caliente esté en óptimas condiciones. Para el gas, asegurarte de que la instalación cumpla con la normativa oficial. Con respecto a la electricidad, comprueba que los enchufes tengan toma de tierra...
  • Consulta si es necesaria una preinstalación o instalación del aire acondicionado y calefacción, y si el sistema es autónomo o centralizado, además de revisar si tiene la potencia adecuada.
  • Observa las dimensiones y accesos en la plaza de garaje.

Al tomar la decisión de compra, lo más recomendable es que tengas reservado un 20% del precio para trámites y costes adicionales. Y nunca olvides contar con un seguro de hogar, como el que ofrece Zurich Seguros, que incluye asistencia en casa las 24h, los 365 días, con cobertura contra incendio, daños causados por agua y mucho más.

Más artículos relacionados