¿Cómo cambiar una bujía de moto?

19 de febrero de 2018

Te decimos la importancia de esta pieza, cómo detectar si está mala y cambiarla correctamente.

Cambiar bujía moto

El buen funcionamiento de la bujía es crucial para garantizar el desempeño de tu moto. Te explicamos todo lo que has de saber sobre esta pieza, y cuándo y cómo has de cambiarla. También recuerda que al tener contratado el seguro de moto de Zurich Seguros, tienes más de 800 talleres colaboradores y de confianza para que puedas hacer las reparaciones que necesita tu vehículo.

 

¿Cuál es la función de la bujía?

Si te has preguntado alguna vez para qué sirve una bujía, esta pieza tiene dos funciones de máxima importancia:

  • La primera es producir la chispa que necesita la cámara de combustión para el encendido de la moto. A esto se le llama proceso de encendido al mezclar aire con el combustible.
  • La segunda función de la bujía es remover el calor de la cámara de combustión para poder llevar a cabo el proceso de enfriamiento, es decir que además cumple con una actividad vital en el desempeño térmico de tu moto.
 

¿Cómo saber si una bujía está mala?

Cuando las bujías están malas comienzan las fallas por la erosión de los electrodos, y esto es lo que ocasiona que a la hora de acelerar vayas perdiendo potencia, o que eventualmente, desperdicies combustible. También puedes comenzar a experimentar fallas constantes en el encendido o en el arranque.

Y si te encuentras con que la bujía está negra y seca, lo más probable es que también esté mala. El color negro puede deberse a exceso de ollín o que está quemando aceite. A veces las bujías negras se pueden limpiar y continuarán funcionado correctamente, aunque siempre es mejor reemplazarla, sobre todo si tiene mucho tiempo de uso.

 

¿Cada cuánto se debe cambiar una bujía?

Las bujías de encendido suelen reemplazarse de acuerdo al uso y desgaste de tu moto, pero para evitar las fallas, es mejor cambiarlas ente los 20.000 y 30.000 kilómetros. Para asegurarte bien del tiempo exacto, consulta el manual del fabricante.

 

¿Qué clases de bujías hay para motos?

Esta pequeña pieza es bastante delicada, y dependiendo del tipo de motocicleta que tengas, deberás usar la más indicada.

Aunque existan muchas marcas en el mercado, los fabricantes se encargan de dar a conocer por medio de tablas de equivalencia (las cuales siempre debes revisar) cuántos tipos de bujías existen, para determinar cuál es la que debes usar para tu moto.

Es importante saberlo porque esta es una de las piezas que más se reemplazan y garantizan la vida útil de la moto, junto con la cadena de moto (te puede interesar leer sobre cómo desengrasar y limpiar la cadena de moto).

Las bujías dependen de cuatro requerimientos generales:

  • Longitud del aislador central de cerámica.
  • Habilidad para absorber y transferir el calor de combustión.
  • Material del aislador.
  • Material del electrodo central.

Además, se clasifican en:

  • Bujías calientes.
  • Bujías frías.

Otros factores diferenciadores están referidos a tipo de combustible que uses, y al material de que están hechas las bujías, ya que pueden estar hechas de platino, iridio, aleación de níquel o cobre.

 

¿Puedo cambiar una bujía sin llave?

Es muy difícil cambiar una bujía sin las herramientas necesarias, así que si has de cambiarlas tú, puedes usar una llave del tubo del número 9 y dándole unos golpecitos leves con la ayuda de un martillo.

Pero si te encuentras en un aprieto y necesitar resolver el cambio, te las puedes apañar empleando un destornillador. Lo mejor es que siempre incluyas la llave tubo en tu maletero.

 

¿Cómo cambiar una bujía 110?

Es aconsejable que tengas a mano estos recursos antes de llevar a cabo el cambio:

  • Trapo limpio.
  • Cepillo de alambre.
  • Dado para bujías y llave de trinquete.
  • Herramienta de calibración de bujías.

Para cambiar una bujía 110 los pasos a seguir son los siguientes:

1. Asegurarte de que el motor esté completamente frío, y colócate los guantes.

2. Separa las bujías del cable de conexión y extráelas girándolas en el sentido contrario a las agujas del reloj.

3. Debes limpia toda el área valiéndote del trapo limpio para evitar que algún residuo pueda permanecer en la zona.

4. Es importante que revises bien los cabezales de los cilindros y los limpies antes de instalar la nueva bujía.

5. Coloca la nueva pieza en lugar específico, usando la mano y posteriormente una llave. No es necesario que apliques mucha fuerza, pues si todo es correcto deberían ser fáciles de colocar. Un esfuerzo excesivo puede dañar la parte arcillosa de la bujía.

6. Conecta de nuevo los cables, siguiendo la secuencia específica de cada uno de ellos.

 

¿Y cómo puedo calibrar una bujía?

Finalmente, es importante saber que la graduación de las bujías es un elemento básico de mantenimiento y define si esta se encuentra ubicada correctamente en la distancia y en la posición adecuada. Para ello debes:

  • Usa un poco de aire a presión que te permita eliminar la suciedad acumulada en la pieza.
  • Observar con detenimiento la bujía para verificar algún tipo de desgaste de electrodos, que suele identificarse por un tono color café.
  • Saca la bujía que necesitas, y con un calibrador, mide la abertura entre el electrodo central y el lateral, cerrando o abriendo según sea necesario, de acuerdo a las especificaciones que el fabricante determine para el modelo de bujía utilizado.
  • Coloca la bujía nuevamente sin hacer demasiada fuerza dado que pueden dañarse las piezas.

Entonces si eres de las personas que se desplazan en dos ruedas, es de suma importancia ponerle bajo la lupa constantemente a una pieza central como es la bujía. ¡Y ahora ya lo sabes cómo has de cambiarla!

Más artículos relacionados