¿Qué mantenimiento debe tener un coche según su kilometraje?

16 de febrero de 2018

Te decimos en qué debes fijarte cuando hagas las revisiones periódicas y preventivas de tu vehículo, dependiendo del kilometraje que éste tenga.

Revisar coche según kilometraje

Una de tus responsabilidades como conductor es estar atento al mantenimiento de tu vehículo, ya que es la única manera en la que puedes garantizar su óptimo funcionamiento y además, prever cualquier tipo de falla que pueda causarte un accidente en la vía. Y es que resulta que, según datos de RACE, en España han aumentado las averías en las carreteras, y la mayoría de los casos, éstas están directamente relacionadas con la falta de mantenimiento del coche.

Lo mejor que puedes hacer es tener un respaldo fiable para evitar las avías en la vía. Si tienes contratado el seguro de coche de Zurich, puedes visitar cualquiera de los 800 talleres colaboradores para reparar la falla que tengas con ventajas especiales.

 

¿Cuál es la tabla de mantenimiento de un vehículo?

La rutina de revisiones debe ser estricta, y cada fabricante establece algunos plazos específicos para hacer el mantenimiento correspondiente. Sin embargo, hay algunas recomendaciones básicas establecidas, dependiendo del kilometraje.

 

A los 5 mil km

  • Cambiar el aceite de motor, filtro de aire y filtro de aceite.
  • Revisar de la presión de inflado de neumáticos y desgaste de la banda de rodadura.
  • Completar el nivel de líquidos de los diferentes sistemas.
  • Ajustar de la tensión del embrague, correas del motor y suspensión.
  • Inspección de las luces e indicadores del tablero y de la velocidad de marcha mínima.

Nota: Los tres primeros puntos se deben incluir en las revisiones futuras.

 

A los 10 mil km

  • Alineación, balanceo y como complemento de ambos, rotación de ruedas. Esto se debe hacer cada 10 mil kilómetros o cada seis meses.
  • Verificar el sistema eléctrico, las luces, indicadores del tablero, alternador y arranque.
  • Cambiar las escobillas (se debe hacer cada año).
  • Revisar la tensión y eficacia del freno de estacionamiento y pedal del freno.
  • Con el vehículo elevado, hacer una inspección de fugas, estado de las articulaciones, rótulas y guardapolvos, tuberías y mangueras del vehículo.

Nota: Repetir los tres últimos puntos en próximas revisiones.

 

A los 15 mil km

  • Revisar guardapolvos de ejes, rótulas y terminales de dirección.
  • Verificar el recorrido del pedal de embrague y/o freno.
  • Evaluar la suspensión y soportes.
  • Evaluar el estado de la batería y del sistema de carga.
  • Hacer la lubricación de cerraduras y bisagras de las puertas.
  • Cambiar limpiaparabrisas y lavavidrios delantero y trasero.

 

A los 20 mil km

  • Verificar el estado de los soportes de motor y soportes del sistema de escape.
  • Hacer el engrase de rodamientos en las ruedas traseras.
  • Cambiar filtro de aire del habitáculo o anti polen del aire acondicionado.

 

A los 30 mil km

  • Tensar el embrague y la correa de motor (aire acondicionado, alternador y dirección, ventilador).
  • Hacer el cambio de pastillas de frenos delanteros y traseros y el cambio de bandas; según el manual del fabricante (algunas vienen para 60.000 kilómetros).
  • Verificar la tensión y eficacia del freno.
  • Inspección del aceite hidráulico y aceite diferencial en vehículos 4x4.
  • Evaluación del sistema del aire acondicionado.
  • Engrase de rodamientos, en caso de que los vehículos tengan rodamientos abiertos; de lo contrario, si están sellados, cambiarlos cuando tengan algún ruido extraño.
  • Hacer una alineación sencilla con dos balanceos, o bien una alineación doble con dos balanceos.

 

A los 50 mil km

  • Cambio de aceite de motor, filtro de aire, filtro de aceite, filtro de combustible, pastillas de frenos, líquido de embrague y frenos, bujías de encendido, cables de alta, correas (alternador, A/A, ventilador), correas de distribución y refrigerante radiador.
  • Cambiar correas de repartición y accesorios (en algunos modelos el cambio de correas se realiza a los 60.000; en el caso de la correa de accesorios, aunque se recomienda en este mantenimiento, puede durar hasta los 70.000 kilómetros).
  • Sincronización del motor de inyección o del carburador.
  • Ajuste de la suspensión.

 

A los 100 mil km

  • Realizar alineación sencilla con dos balanceos, o alineación doble con dos balanceos.
  • Hacer la sincronización del motor de 4 cilindros de inyección o del carburador.
  • Hacer un último ajuste de la suspensión.
  • Cambiar pastillas de frenos, líquido de embriague y frenos, bujías de encendido, cables de alta, correas, revisar el radiador y niveles de aceite.
  • En caso de que el auto tenga cadenilla, cambiarla a los 120.000 kilómetros, o cuando presente ruido.

 

Una vez que el vehículo supere los 100 mil kilómetros o presente fallas, lo recomendable es hacer una revisión específica para comprobar la eficiencia de cada una de las partes. Te recomendamos leer nuestro artículo sobre las 6 averías de coche más comunes y su precio. ¡Recuerda que con el seguro de coche de Zurich estás tranquilo en la vía!

Más artículos relacionados