Rebaja tu potencia eléctrica. Cambia y ahorra - Zurich Seguros

Seguro de hogar

Cambiar la potencia eléctrica contratada

Cambiando la potencia eléctrica que tienes contratada puedes ahorrar centenares de euros al año. Te enseñamos a revisar tus facturas para ver si estás pagando más potencia eléctrica de la que necesitas. 

Entender las facturas de la luz

Todas las facturas de la luz son más o menos iguales.

Al principio verás los datos personales del titular del contrato. Entre otros: nombre, DNI, dirección y teléfono.

Luego aparecen detallados otros conceptos que tendrás que entender si quieres saber si puedes reducir la potencia eléctrica que tienes contratada:

1. El consumo de electricidad durante el periodo de la factura. El total de kW consumidos que se multiplican por el precio que vale cada kW (esta es una parte de la factura variable).
2. La potencia eléctrica que tienes contratada, a más potencia más caro será el precio por día y por tanto más caro el importe final a pagar (esta es una parte de la factura fija)
3. Los impuestos y otros gastos como el alquiler del contador, además del IVA correspondiente.

Para ahorrar en la factura hay básicamente dos vías de actuación:
1. Informarse sobre otros proveedores que cobren menos por KW consumido.
2. Estudiar si la potencia eléctrica contratada se ajusta realmente a nuestras necesidades (si no tienes muchos electrodomésticos o tienes un piso pequeño seguramente puedas reducir esta parte fija de tus facturas de la luz)

Sigue leyendo si quieres saber qué potencia eléctrica necesitas y cómo cambiarla para reducir tu factura de la luz.

¿Cuál es la potencia eléctrica que tienes contratada?

Para saber la potencia eléctrica que tienes contratada consulta tu última factura de la luz. Hay 6 potencias diferentes ¿te serviría una inferior?

  • 2,3KW. Para estudios pequeños sin ventiladores ni estufas eléctricas o electrodomésticos (un microondas en marcha ya consumiría 1,3 KW/hora), un ordenador encendido en cambio sólo consume 0,36 KW/hora.
  • 3,4 KW. Con esta potencia ya puedes tener en marcha algunos electrodomésticos de forma simultánea. Ideal para personas que viven solas o parejas.
  • 4,6KW. Es la potencia más recomendada para pequeños hogares en los que viven dos o tres personas. Si tienes climatización eléctrica ya necesitarías contratar el siguiente tramo.
  • 5,75KW. Ideal para viviendas de unos 75m2 que necesiten enchufar estufas o ventiladores eléctricos.
  • 6kW. Viviendas de 100 m2 o más en las que funcionen simultáneamente varios electrodomésticos grandes, estufas o ventiladores eléctricos.
  • 10KW. Para empresas o grandes naves.

Si puedes disminuir la potencia de luz que tienes contratada pronto verás cómo tus facturas se reducen considerablemente.

Si tienes una instalación trifásica (habitual sobretodo en pisos antiguos) seguramente necesitarás contratar una potencia más elevada.

¿Cómo cambiar la potencia de luz contratada?

Para reducir tu potencia eléctrica llama al teléfono de atención al cliente de tu compañía y facilita el nombre y el DNI del titular del contrato. 

Después, explica que deseas cambiar de potencia eléctrica y pregunta qué tendrás que pagar por el cambio.

Si es la primera vez, te cobrarán alrededor de 20 euros que amortizarás rápidamente. Para segundos cambios, es posible que no te dejen hacerlo hasta que haya pasado un año o que te hagan pagar una multa considerable.

Ten en cuenta que si rebajas en exceso la potencia te saltarán continuamente los plomos.

Para seguir ahorrando electricidad mes a mes

Recuerda que para reducir el consumo mensual e incrementar el ahorro tendrás que hacer un esfuerzo también por gastar menos electricidad (evitar dejar luces encendidas, poner el lavavajillas o la lavadora sólo cuando estén llenos, aprovechar el calor del horno para cocinar más de un plato…) o invertir en nuevos electrodomésticos de menos consumo.

Si quieres seguir ahorrando, infórmate también de todas las ventajas para los clientes de los seguros de hogar de Zurich Seguros, con asistencia informática gratuita valorada en 2.000 euros anuales* y muchas ventajas más.