5 básicos para ahorrar energía en casa - Zurich Seguros

Seguros de hogar

5 básicos para ahorrar energía en casa

Ahorrar energía en casa es más fácil de lo que parece, sólo has de tener en cuenta una serie de detalles que muchas veces pasan desapercibidos y empezarás a notar la diferencia en las facturas de luz y de gas.

5 trucos básicos para ahorrar energía en casa

El primer paso para ahorrar energía en casa es entender que hay algunos malos hábitos como dejar el cargador del móvil o del ordenador enchufados que consumen energía y cuestan dinero sin necesidad. Para evitarlo:

  • Compra un “ladrón” o base de conexión múltiple con interruptor para encenderlo o apagarlo según las necesidades. Consejo que sirve también para no tener conectados con la corriente de manera perpetua otros gadgets de cocina como la cafetera.
  • Por lo que respecta a los electrodomésticos lo mejor es apostar por los de clase A. Los lavavajillas de este tipo consumen casi la mitad de energía que algunos de los más antiguos.
  • El congelador siempre debe de estar entre los 18º y los 20º bajo cero como máximo y la nevera entre los 3º y los 7º grados. Cada grado supone un incremento del gasto de electricidad en un 5%.
  • Siempre que el menú lo permita, las ollas a presión reducen el tiempo necesario de la cocción de los alimentos en un 75%.
  • La paciencia es también una buena baza: abrir innecesariamente la puerta del horno hace que se pierda un cuarto del calor conseguido.

Parecen detalles pero al final la diferencia suma y es espectacular. Como las cifras del Ayuntamiento de Madrid que desde este 2013 pretende ahorrar hasta 300.000 euros anuales apagando sus 3.000 ordenadores de noche.

Ahorrar agua

Para ahorrar agua en casa te proponemos que pongas en práctica los siguientes consejos:

  • ¿Cuántas veces se ha dicho eso de “es mejor ducharse que bañarse”? En cifras convence más: de media la diferencia son 150 litros.
  • Disponer de un cubo o recipiente cerca de la ducha puede serte útil para recoger el agua que se desperdicia mientras esperamos a que se caliente. Más tarde podrás reaprovecharla para fregar, para la descarga del baño o para regar las plantas...
  • Si en el WC no tienes la opción de escoger el volumen de descarga (tres o cinco litros), un truco es colocar botellas llenas en la cisterna del WC.
  • Revisa los grifos con frecuencia para que no goteen. No dejes correr el agua inútilmente y coloca difusores. Cuestan poco, son fáciles de instalar y permiten aprovechar mucho mejor el agua sin reducir la presión.
  • Enciende el lavavajillas o la lavadora sólo cuando estén llenos.

5 trucos muy fáciles de poner en práctica y que te ayudarán a ahorrar agua en casa cada día.