25 consejos para vender tu piso (sin bajar el precio) - Zurich Seguros

Seguros de hogar

25 consejos para vender tu piso (sin bajar el precio)

Redecorar la entrada de un piso es una de las primeras reglas para venderlo rápido: está demostrado que los compradores deciden en los primeros segundos si se van a quedar el inmueble o no. Como éste, hay muchos otros trucos para cautivar a los visitantes y hacerles ver lo ideal que es tu vivienda para ellos. Hemos reunido 25 consejos de expertos para ayudarte a vender tu piso y ¡sin bajar el precio!

Cómo vender un piso, trucos de agentes expertos

Tienes muchos recuerdos guardados en cada rincón del piso que quieres vender, pero tendrás que llevártelos contigo porque no es lo que el comprador desea. Al contrario, cuanto más despersonalices tus ambientes a más personas les gustará, porque, si ya discutes con tu pareja o tus compañeros de piso por la decoración ¿por qué esperas encontrar a un comprador al que le guste exactamente lo mismo que a ti?

  1. 1. Si vives en el piso que quieres vender quédate sólo con lo mínimo e imprescindible. Si no tienes un sitio en el que guardar tus cosas contrata un espacio de almacenaje. El piso tiene que quedar ordenado en todo momento.

    2. Es cierto que dejar algunos muebles le facilitará al comprador la tarea de hacerse a la idea de las dimensiones del piso, pero demasiados sólo conseguirán el efecto contrario, es decir, que los visitantes vean el piso mucho mas pequeño de lo que es.

    3. Cuidado con las camas, mesas y armarios viejos, habitualmente hacen que las habitaciones se vean mucho más oscuras y pequeñas.

    4. El trastero, si lo tienes, también ha de estar despejado para que se vea amplio y espacioso.

    5. En el proceso de despersonalizar el piso retira todos los pósters, cuadros y demás elementos decorativos, especialmente los que hagan alusión a ideologías políticas y/o religiosas.

    6. Añade algún toque decorativo con colores neutros, plantas o velas (nunca encendidas si no estás para controlarlas). Si no sabes por dónde empezar hay profesionales que se dedican a hacer lo que se conoce como “home staging” o maquillaje de casas con la finalidad de venderlas más rápido.

    7. Ventila y compra ambientadores, especialmente si eres fumador o tienes animales.

    8. Valora la posibilidad de repintar el piso, hacerlo también te ayudará a eliminar olores indeseados.

    9. Pon cortinas de colores neutros y deja siempre las camas hechas.

    10. Limpia a fondo todos los rincones: que quien vaya a ver el piso se sienta a gusto en todo momento.

    11. Sopesa también la posibilidad de llevar a cabo pequeñas reparaciones o retoques estéticos.

    12. Por lo mismo, revisa todas las bombillas para que haya una buena iluminación en todas las estancias de la casa.

    13. Pon una pequeña mesa con refrescos en una zona especialmente acogedora del piso para que los visitantes puedan sentarse a reflexionar tras la visita. ¡Consigue que se sientan como en casa!

    14. Una vez ya esté todo en orden aprovecha para sacar fotos del inmueble en los momentos en que haya más luz. Haz varias y elige las mejores con la ayuda de personas de confianza.

    15. Haz una lista de las cosas buenas del piso para explicárselas a las personas que estén interesadas. No te enfades si dicen cosas negativas durante la visita, concéntrate en explicarles lo que sí tiene de positivo.

    16. Si el piso necesita reparaciones puede ser una buena idea pedir un presupuesto de cuánto costaría reformarlo para poder comentárselo al comprador.

    17. Sé realista con el precio, compara con otros inmuebles de tu zona (los que sabes que se han vendido, no los que llevan más de un año en el mercado) y deja algo de margen para poder hacer una pequeña rebaja. Dicen que si durante las primeras semanas no consigues más de 20 personas interesadas en verlo es que te has equivocado en el precio.

    18. Si vas a anunciar la venta del piso en distintos canales, revisa que el precio sea el mismo en todos, de lo contrario puedes acabar por generar desconfianza.

    19. Durante las visitas, perros y gatos han de quedarse fuera, también los niños o demás familiares que puedan distraer a los posibles compradores.

    20. Enseña el piso en el momento en que haya más luz, las primeras horas de la mañana suelen ser las mejores. 

    21. No te olvides de apagar la radio, la tele u otros electrodomésticos. Si se oye el ruido del vecino pon música ambiental.

    22. Concierta citas también sábados y domingos. No pierdas una venta por pereza.

    23. Trata todas las ofertas con seriedad, incluso si son demasiado bajas. Céntrate en lo que quieres conseguir y trata de llegar a un acuerdo que te favorezca.

    24. Si también quieres vender el parking deja tu auto aparcado para que las medidas se perciban claramente.

    25. Y recuerda que para ponerte en la piel del comprador también te puede servir de ayuda ir a visitar pisos similares al tuyo, ¡así podrás hacerte una idea más aproximada de contra quién compites!