10 piezas básicas de fondo de armario - Zurich Seguros

Seguro de hogar

10 piezas básicas de fondo de armario

La ropa de fondo de armario no es la que tienes escondida y arrugada en el último cajón, sino aquella que siempre puede completar tu look y que hace que ahorres tiempo y esfuerzo al enfrentarte con el vestidor todas las mañanas. Son prendas básicas que siempre quedan bien y que nunca pasan de moda. ¿Quieres saber cuáles son? Toma buena nota de los trucos de Personal Shoppers para completar y renovar tu fondo de armario.

Puede serte útil también el artículo cómo comprar bien en rebajas.

Consejos para un hogar más seguro - Zurich Seguros

¿Cómo tener la mejor ropa de fondo de armario?

De nada sirve tener la mejor ropa de fondo de armario si no sabes encontrarla, así que antes de leer estos consejos de Personal Shoppers, anímate a tirar o a vender aquello que ya no necesitas.

Coloca a la vista sólo aquellas prendas que te pongas habitualmente y clasifícalas por colores, texturas o tipologías. Lo que a ti te sea más fácil para encontrar lo que buscas cada mañana.

Piensa en todas las ocasiones en las que no has sabido qué ponerte y en qué te hubiera gustado tener. Compara tus notas con la lista de cuáles son las piezas básicas de un buen fondo de armario y ya sabrás lo que has de comprar en las próximas rebajas.

Las 10 piezas básicas de un buen fondo de armario

Los fondos de armario están formados por aquellas prendas atemporales que más nos favorecen, por lo que no son iguales para todas las personas.

Tener estilo no significa seguir todas las modas, sino adaptarlas a las características propias.

Cuando hayas configurado tu propio fondo de armario de piezas básicas verás como es mucho más fácil cambiar radicalmente de estilo sólo añadiendo algunos complementos:

1. Pantalones tejanos. Un buen par de pantalones tejanos sirve tanto para ir a una reunión como para un look más deportivo. El corte recto es ajeno a las modas y nunca sobra en el armario.
2. Pantalón de traje para reuniones y eventos especiales. Se recomienda tener uno negro y otro de color beige.
3. Camisas. Una camisa blanca y otra azul cielo te salvarán de más de un apuro. Las de algodón transpiran más pero las de poliéster no se arrugan, una buena mezcla de los dos materiales te permitirá disfrutar de las mejores propiedades de los dos.
4. Vestido negro. Combinado con una chaqueta para eventos más formales o con un jersey ancho para hacer cualquier recado. Verás cómo te lo pones mucho más de lo que pensabas.
5. Los blazers negros o gris oscuro combinan con todo y sirven tanto de día como de noche. Los claros se utilizan sobretodo en primavera y verano.
6. Faldas oscuras. Una para trabajar y otra para salir por la noche. Las hay de tubo, cortas, largas… pruébatelas todas y escoge la forma que mejor te favorezca.
7. Camisetas de algodón: blanca, negra, azul y de tus colores y estampados favoritos. De manga corta y de manga larga. Más entalladas o más anchas según sea tu estilo.
8. Abrigo de corte clásico. Color negro, azul marino o crema. Son siempre actuales.
9. Gabardina de color tierra para abrigarte y protegerte de la lluvia en entretiempo.
10. Cardigans de cashmere. Son algo delicados en su cuidado pero por el contrario no dejan pasar nada de frío.

Los 5 complementos de un buen fondo de armario

Repasa la lista de los 5 complementos de un buen fondo de armario y conviértete en tu propio Personal Shopper:

1. Gafas de sol. Es importante que compruebes siempre que los cristales absorban el 100% de rayos UV.
2. Ropa y complementos de deporte. Sudaderas, pantalones, zapatillas… Busca en la etiqueta que el material sea transpirable.
3. Ropa interior, medias, calcetines y leggins negros más o menos tupidos para cada ocasión.
4. Zapatos resistentes a la lluvia.
5. Un bolso grande todo terreno y otro más pequeño para salir de fiesta. Los de tipo clutch, lisos o con pedrería, tienen la medida perfecta para llevar sólo lo imprescindible y combinar bien con todo.

Si sigues con indecisión respecto a qué comprar, te puede ser de utilidad también aplicar la regla de los porcentajes: si dedicas un 60% a tu trabajo, un 20% al deporte y un 10% al ocio esa proporción ha de verse reflejada también en tu armario.