La receta tradicional del Roscón de Reyes - Zurich Seguros

Seguro de hogar

La receta tradicional del Roscón de Reyes

Clásico que acompaña las reuniones familiares entorno a los regalos y la ilusión de los más pequeños, este postre es fácil de hacer en casa. Sorprende a los tuyos con el resultado de la receta tradicional del roscón de Reyes.

Ingredientes del Roscón de Reyes:

Seguramente tendrás la mayoría de los ingredientes en la nevera: harina, azúcar, sal, huevos, leche, mantequilla, naranjas y limón. Tendrás que comprar levadura fresca, almendras picadas y frutas confitadas para adornar. Son opcionales el Kirsch y el agua de azahar para darle un poco de sabor. Y, por supuesto, el regalo que quieras esconder dentro del roscón de Reyes. Vigila que los más pequeños no se lo traguen y avisa a los mayores para evitar cualquier accidente indeseado.

Cómo hacer un Roscón de Reyes tradicional, paso a paso:

  • Empieza mezclando 300 gramos de harina con 50 gramos de azúcar y una pizca de sal.
  • Forma después una especie de volcán con un agujero en el centro en el que vertirás dos huevos previamente batidos, la ralladura de 2 naranjas o limones y, si quieres, un chorro de agua de azahar para darle sabor.
  • Remueve y añade 25 gramos de levadura fresca y 100 gramos de mantequilla.
  • Amasa durante un mínimo de 10 minutos. Añade un poco más de harina si la masa te ha quedado demasiado pegajosa .
  • Cuando estén bien mezclados todos los ingredientes, tapa la masa con papel film y déjala enfriar en la nevera toda la noche.
  • Al día siguiente, enharina la superficie de trabajo. Haz un rollo con la masa y una las dos puntas. Introduce ahora el regalo.
  • Cubre de nuevo con un trapo para que fermente. Verás cómo se vuelve más esponjoso.
  • Pinta la superficie con yema de huevo y luego con una mezcla de azúcar y Kirsch.
  • Introduce al horno previamente precalentado.
  • Hornea durante media hora a 200 grados. Para saber si está listo puedes pinchar con un palo. Si sale limpio es que ya está.
  • Cubre con las frutas confitadas. Deja enfriar y sirve adornado con una corona.