Ahorra revisando la potencia eléctrica contratada

Seguro de hogar

Ahorra revisando la potencia eléctrica

Te has propuesto gastar menos cada mes pero no quieres prescindir de ciertas comodidades. No hace falta: empieza por revisar la potencia eléctrica contratada para ahorrar centenares de euros al año en la factura de la luz, e infórmate de los servicios extra y gratuitos que te ofrece el seguro de hogar de Zurich como el de asistencia informática valorado en más de 2.000 euros al año*.

Consumo vs. Potencia eléctrica contratada

No es lo mismo: una cosa es el consumo de electricidad, es decir cuánta energía eléctrica consumes en un mes, y la otra la potencia contratada o lo que es lo mismo: cuánta energía eléctrica puedes consumir a la vez como máximo.

Los dos conceptos figuran en la factura de la luz, y mientras que para bajar el primero hace falta gastar menos electricidad (evitar dejarse luces encendidas, poner el lavavajillas o la lavadora sólo cuando estén llenos, aprovechar el calor del horno para cocinar más de un plato…) para el segundo debes estudiar cuál es la potencia que necesitas y contactar con tu compañía eléctrica para que la cambie y pagar sólo por la que utilizas.

A modo de ejemplo, una nevera, un ordenador y un televisor funcionando simultáneamente consumen sólo 850 W, mientras que un horno puede llegar a necesitar hasta 2500 W.

Para calcular la potencia eléctrica que requieres en tu hogar deberás sumar todo lo que puede estar funcionando a la vez.

No te olvides de contabilizar la calefacción si tienen radiadores eléctricos o los ventiladores si también están conectados a la corriente.

Ten cuidado porque si contratas una potencia inferior a la que necesitas pueden saltarle los plomos cada vez que enchufes más electrodomésticos de la cuenta a la vez.