Tips para dejar de fumar sin engordar... y sin ansiedad - Zurich Seguros

Seguro de salud

Cómo dejar de fumar sin engordar

Dejar de fumar es uno de los propósitos de año nuevo más habituales y uno de los más repetidos entre los adictos al tabaco. Para muchos, sin embargo, el miedo a ganar unos kilos puede con su fuerza de voluntad y los frena en su objetivo de abandonar los cigarrillos. Si es tu caso, te contamos cómo dejar de fumar sin engordar. ¡Se acabaron las excusas! 


¿Por qué se engorda al dejar de fumar?

No todo el mundo engorda al dejar de fumar, pero lo más habitual es ganar de 2 a 4 kilos.
Ten en cuenta que dejar de fumar afecta al sistema nervioso, al sistema digestivo y a los sentidos del gusto y del olfato. Concretamente, la respuesta a la pregunta de por qué se engorda al dejar de fumar se encuentra en los siguientes puntos: 
• La nicotina acelera el metabolismo y reduce la capacidad del organismo de asimilar los nutrientes de los alimentos. Al dejar de fumar aprovechamos mejor lo que comemos y eso puede hacernos ganar unos kilos al principio. 
• Sin tabaco, recuperarás gradualmente el sentido del olfato y del gusto por lo que es probable que te apetezca comer más y probar nuevos alimentos. 
• Es normal que te sientas más nervioso/a y que quieras comer para aplacar la ansiedad pero no es lo mejor: infusiones, yoga y terapias relajantes te funcionarán mucho mejor. Prueba también los consejos de cómo combatir la ansiedad.


Para evitar engordar cuando se deja de fumar se recomienda cuidar más de la dieta, beber abundante agua y líquidos como zumos o infusiones y tener siempre a mano manzanas, apios o zanahorias para aplacar la sensación de hambre entre horas. 


Comida para dejar de fumar

Si quieres dejar de fumar sin engordar lo mejor es seguir una dieta que además te ayude a cumplir tu propósito. Algunos de los tips más eficaces para dejar de comer sin engordar son los siguientes:

  • Haz 5 comidas al día y no te saltes ninguna. 
  • Puedes tomar pan y aceite con moderación pero evita los dulces y el chocolate. 
  • Compensa tu esfuerzo por dejar de fumar con premios que no sean comida como baños de espuma o masajes relajantes, por ejemplo.
  • Hay ciertos alimentos que hacen que el tabaco sepa peor y que además son ideales para cuidar la línea, así que si quieres dejar de fumar no pueden faltar en tu dieta: los productos lácteos, la fruta y la verdura son los principales.
  • Por contra, deberás evitar el café, el alcohol y las comidas copiosas. 
  • Ten cerca pequeños tentempiés de fruta y verdura cortada para cuando te entre el hambre antes o después de una de las 5 comidas principales del día.
  • Prueba diferentes tipos de infusiones para relajarte y mantener tu estómago lleno.

Menú para dejar de fumar sin engordar

Si quieres un menú para dejar de fumar sin engordar compra productos lácteos, pan integral, verdura, frutas e infusiones. No te saltes ninguna comida y si picas entre horas que sea un yogur o una pieza de fruta. Algunas ideas para tu dieta cuando dejes el tabaco:

• Empieza la mañana con un vaso de leche y cereales, un minibocadillo y un zumo de frutas.
• Al mediodía puedes tomarte un yogur o algo de fruta cortada.
• Para comer, prepárate un primer plato a base de legumbres o pasta o arroz con verduras y de segundo carne blanca o pescado a la plancha.
• Merienda lo que te guste más de las propuestas para almorzar.
• Cena verdura hervida o a la plancha o una ensalada.

Para más efectividad, si quieres dejar de fumar sin engordar, empieza a practicar deporte con regularidad y de forma progresiva. Verás como te sientes mejor y cada vez tienes menos ganas de volver a fumar un cigarrillo.

Puedes pedir ayuda o más información sobre cómo dejar de fumar o hacerlo sin ganar kilos de más a los médicos especialistas del seguro de salud de Sanitas y Zurich Seguros. Recuerda que tienes un teléfono atendido las 24 horas por profesionales.