¿Qué es y para qué sirve el Reiki? - Zurich Seguros

Seguro de salud

¿Qué es y para qué sirve el Reiki?

Cada vez son más las personas que lo practican y que hablan de las ventajas de esta técnica de curación milenaria, pero ¿qué es el Reiki? A pesar de sus buenos efectos debe saberse que bajo ningún concepto es equivalente a la atención médica directa. Consulta con el servicio de atención las 24h de tu seguro de salud de Sanitas y Zurich Seguros para cualquier aclaración.

¿En qué consiste una sesión de Reiki?

Reiki, en japonés, significa “energía universal” y la teoría es que el terapeuta, canalizando la energía exterior a través de sus manos y hacia zonas concretas del paciente, es capaz de sanarlo. Todo el mundo puede aprender la técnica y llegar a ser Maestro Reiki. Las sesiones duran aproximadamente unos 45 minutos y tienen como objetivo desbloquear esas energías que se habrían quedado enquistadas y, en consecuencia, habrían ocasionado la enfermedad. El paciente se tumba en una camilla y se relaja mientras el terapeuta le va aplicando las doce posiciones de manos del Reiki de los pies a la cabeza. Después de la sesión es frecuente experimentar lo que se conoce como “crisis de sanación”, esto es, empeorar temporalmente de los síntomas que se tratan para experimentar luego una notable mejoría.

¿Para qué sirve el Reiki?

El Reiki sirve para combatir el estrés, la depresión, la ansiedad, el miedo, la ira… y también para aliviar dolores crónicos o puntuales como la migraña, una lesión muscular o la artritis.

Igualmente, el Reiki es beneficioso para tratar los efectos colaterales de algunas enfermedades como el cáncer. En ningún caso, sin embargo, sirve como terapia sustitutoria de la medicina directa sino como una terapia complementaria y alternativa.

Tu seguro de salud de Sanitas y Zurich seguros

Para conocer todos los métodos terapéuticos que ofrece tu seguro de salud de Sanitas y Zurich Seguros, puedes ponerte en contacto con el servicio de atención al cliente gestionado las 24 horas por profesionales de la salud.

También tienes a tu disposición otras terapias preventivas, pruebas diagnósticas, especialidades, asistencia hospitalaria y extrahospitalaria… Y muchas ventajas más.