8 remedios caseros para combatir el resfriado - Zurich Seguros

Seguro de salud

8 remedios caseros para combatir el resfriado

Un adulto puede llegar a sufrir de media hasta 4 resfriados al año. En invierno o en verano, mantén a raya estos síntomas con los trucos para prevenir y combatir el resfriado, remedios caseros y otros, rápidos y efectivos.

Remedios caseros para tratar el resfriado

Los remedios caseros son de lo mejor para curar resfriados y catarros, pero cuando sientas que tienes fiebre contacta cuanto antes con tu médico, sólo él podrá decirte qué medicamentos tomar.

8 remedios caseros para combatir el resfriado:
1. La miel, es un clásico para curar resfriados. Con agua caliente y limón, o con leche caliente (sólo si no tienes mucosidades) ¡no hay nada mejor para aliviar congestiones! Si no te gusta, no te preocupes que vamos a darte muchas más alternativas. 
2. Hierve agua con eucalipto y acércate a la olla con cuidado para no quemarte. Aspira el vapor y siente como se despeja la nariz. Si te cubres con una toalla para condensar el vapor será todavía más efectivo. 
3. Hidrátate con infusiones varias veces al día, la de jengibre funciona además como un antibiótico natural. 
4. Litros de sopa de pollo y cebolla. Hidrata, nutre, reduce la inflamación y la mucosidad. ¡Es de lo más sana! 
5. Zumos de naranja para conseguir toda la vitamina C que tu cuerpo necesita, va igual de bien para prevenir que para curar. 
6. Si fumas evita hacerlo o estar cerca de gente que fume. El tabaco sólo empeorará los síntomas. 
7. ¡Descansa! Tu cuerpo necesita concentrarse sólo en recuperarse. Quédate en casa todo lo que puedas y reposa con un buen libro. 
8. Bajo ningún concepto tomes antibióticos, no sólo porque la automedicación es peligrosa, sino porque los antibióticos combaten las bacterias y no los virus que causan los catarros. Con eso lo único que conseguirás es debilitar tu sistema autoinmune.

Trucos para combatir el resfriado

Dice el refrán que más vale prevenir que curar. Sigue estos 10 trucos para evitar el resfriado, tanto cuando estás en el trabajo como descansando en casa y verás como tu salud mejora. 
1. Vístete a capas para que no te afecten los cambios de temperatura entre exteriores e interiores con calefacción o aire acondicionado. 
2. Controla que la diferencia de temperatura entre los diferentes ambientes no sea excesiva. En el hogar o en el trabajo, se recomienda una temperatura entre los 20 y los 23 grados como máximo. 
3. Respira por la nariz y no por la boca. La membrana mucosa capturará las bacterias del aire y lo calentará antes de que éste llegue a los pulmones. 
4. En zonas en las que la temperatura desciende considerablemente no descartes la opción de utilizar ropa térmica. Cubre especialmente cabeza, cuello, tripa y manos y pies. 
5. Lávate las manos con frecuencia, así evitarás fuentes de posibles contagios. 
6. El deporte no sólo ayuda a estar en forma sino a que tu cuerpo esté más fuerte y preparado para combatir enfermedades. Reserva un mínimo de 2 o 3 días a la semana para ir al gimnasio o practicar algún tipo de actividad al aire libre. 
7. La alimentación es clave, añade a tu menú frutas y verduras ricas en vitamina C. 
8. Si te encuentras mal recuerda que sudar excesivamente puede ser contraproducente. Prepárate mejor baños de agua tibia. 
9. Descansar 8 horas al día es vital para que el organismo se regenere. Procura dormir todo lo necesario. 
10. Consulta con tu médico tan pronto como tengas fiebre. Con los seguros de salud de Sanitas y Zurich Seguros te ofrecen atención médica las 24 horas con los mejores profesionales y médicos especialistas.