Normativa de los chalecos reflectantes. Hazte ver - Zurich Seguros

Seguros de moto

Chalecos reflectantes, normativa y otros trucos para hacerse ver en moto

“Lo siento, no te he visto”. “Ni siquiera sabía que estabas ahí”. Son algunas de las excusas más habituales de los conductores de automóvil después de haber causado un accidente en el que sale perjudicado un motorista. Eso no les exime de responsabilidad pero es cierto que las motos son más pequeñas y por eso es importante usar chalecos reflectantes y otros trucos para hacerse ver en moto.

Te informamos de toda la normativa sobre los chalecos reflectantes en moto.

¿Cuándo es obligatorio llevar chaleco reflectante en moto?

En España, sólo es obligatorio ponerse el chaleco reflectante en ocasiones especiales como apearse en una vía interurbana, sea de día o de noche. Una situación que nunca sabes cuándo puede pasar, así que, por si acaso, tendrás que llevar tu chaleco reflectante siempre contigo

Tipos de chalecos reflectantes

Los diferentes tipos de chalecos reflectantes que existen en el mercado se clasifican en categorías según la cantidad de material brillante en sus tejidos.

Los chalecos de seguridad pueden ser de una gran variedad de colores, los más típicos son amarillos, naranjas o verdes lima.

IMPORTANTE: Antes de comprar un chaleco reflectante busca en la etiqueta “CE” para saber que está homologado y la descripción de las condiciones de conservación para que no pierda sus características. 

Hazte ver en moto, ¿qué más hacer?

Haz que te vean

  • Revisa con regularidad el buen funcionamiento de todas las luces de tu moto.
  • Toca la bocina si crees que no te están viendo, no esperes a después.
  • Utiliza chalecos reflectantes y complementos brillantes.

En circulación

  • Evita las zonas de no visibilidad para los coches. 
  • 2 de cada 3 accidentes están causados por una acción indebida de los automóviles, no anticipes sus movimientos.

Semáforos en rojo

  • Vigila con las puertas de los automóviles cuando los semáforos estén en rojo. No sería la primera vez que el pasajero de un vehículo abre la puerta sin mirar y tira a un motorista al suelo.