Guardar la moto en invierno. 10 trucos – Zurich Seguros

Seguros de moto

Guardar la moto en invierno. 10 trucos.

Después de la época dorada de las motos en primavera y en verano, entrado el otoño algunos conductores deciden aparcarlas hasta que los termómetros vuelven a subir. Si es tu caso, te enseñamos cómo guardar y mantener tu moto durante el invierno. Cuídala para que cuando vuelvas a sacarla esté como nueva.

De hecho, aunque sólo la guardes en el garaje un par de semanas ya es una buena excusa para revisarla y ponerla a punto, lista para la próxima excursión improvisada.

Consejos para mantener tu moto en invierno

Realiza el mantenimiento de tu moto antes de guardarla en invierno y ahórrate disgustos cuando la vuelvas a coger.

Para no olvidarte de nada, sigue estos 10 pasos para mantener tu moto en invierno:

  • Límpiala. Retira la suciedad que suele acumularse en la cadena de la rueda trasera y el brazo basculante con desengrasantes. Utiliza un jabón de PH neutro para lo demás y una gamuza limpia y seca para no dejar ninguna pieza mojada. Ten cuidado porque algunos productos son corrosivos y podrían dañar la pintura.
  • Aplica un spray abrillantador. Creará una película protectora de lo más útil para evitar daños por corrosión.
  • Lubrica las piezas metálicas. Deja bien recubierto todo lo que sea de hierro como los tornillos, incluida la cadena que acabas de limpiar. Así seguro que estos elementos no se oxidan por las humedades características de los meses fríos. Mientras lo haces, puedes colocar una sábana o una toalla vieja debajo para no manchar el suelo.
  • Cuida el combustible. Si vas a dejar la moto aparcada durante un largo periodo (un mes o más), llena el depósito hasta los topes para evitar la entrada de aire o de otros impropios. Añade además estabilizador de combustible para evitar que la gasolina se oxide y acabe por provocar averías en el motor muy caras de reparar. Para saber qué estabilizador de combustible te conviene puedes preguntar al fabricante o a cualquiera de los talleres colaboradores de los seguros de moto de Zurich Seguros, que te atenderán para resolver ésta y otras preguntas. En caso de que la moto la vayas a jubilar por un período más prolongado, retira todo el combustible.
  • Cambia el aceite a pesar de que todavía no hayas corrido los kilómetros recomendados para hacerlo, la inactividad propicia la solidificación de impurezas y/o residuos. De hecho, si vas a dejar tu moto en el garaje durante más de un trimestre lo más aconsejable es que vacíes el depósito de aceite y lo lleves a un punto autorizado de reciclaje.
  • Retira la batería y mantenla conectada a un cargador. Así no se gastará y no tendrás problemas para arrancarla de nuevo. Es un truco muy simple para mantener la moto en invierno, ¡pero funciona!
  • Busca un lugar que cumpla los siguientes requisitos para cuidar de tu moto mientras los termómetros descienden: que esté resguardado (manteniendo una temperatura más o menos estable), que sea limpio y que esté seco.
  • Evita que los neumáticos toquen el suelo pues tras mucho tiempo de inactividad en la misma posición es común que se deformen y que las suspensiones cedan. Lo óptimo es hacerlo con un caballete central y colocar un bloque justo debajo del motor para que la rueda delantera no toque el suelo.
  • Cubre tu moto con una funda que sea transpirable. Es importante este detalle porque tanto las fundas impermeables como las sábanas retienen la humedad y es malo para conservar tu moto en buen estado.
  • Si vas a dejar apagada tu moto seis meses o más infórmate sobre la conveniencia de drenar los líquidos de refrigeración.

Recuerda que antes de volver a rodar con la llegada del buen tiempo no está de más que te pases por un concesionario oficial para que la revisen y la dejen en perfectas condiciones. Como cliente de los seguros de moto de Zurich Seguros tienes ventajas en más de 800 talleres colaboradores.