Ropa 10 para ir en moto en invierno - Zurich Seguros

Seguros de moto

Ropa 10 para ir en moto en invierno

Con esta ropa especial para ir en moto en invierno el frío y la lluvia dejarán de ser una excusa para quedarse en casa. Apúntate qué guantes, chaquetas y pantalones son los mejores para conducir los días con las temperaturas más bajas. 

Consejos para disfrutar de tu moto - Zurich Seguros

La mejor ropa para conducir la moto en invierno

Con el viento y la velocidad la sensación de frío aumenta, así que si vas a conducir la moto en invierno toma buena nota de qué ropa llevar.

¿Cómo vestirse para ir en moto en invierno?

  • No por llevar prendas más gruesas irás más caliente en la moto. Así que el primer consejo es que para comprarte la ropa para ir en moto en invierno evites materiales que retengan la humedad como la lana y apuestes por otros como el algodón que transpiran y te permiten tener flexibilidad de movimiento.
  • La manera ideal de vestirse para ir en moto en invierno es similar a la aconsejable para ir a la nieve: primero una capa de ropa térmica bien pegada al cuerpo (una camiseta interior y mallas también si hace mucho frío), una segunda capa de ropa “normal” y encima un polar y la chaqueta de la moto.
  • Los guantes son también imprescindibles para ir en moto en invierno (puedes ponerte dos si tienes mucho frío, unos más finos debajo de los guantes de moto).
  • Acostúmbrate también a taparte bien el cuello con una bufanda.

Ya estás listo para ir en moto en invierno.


Cómo usar la moto en invierno

Conducir la moto en invierno tiene también ventajas, por ejemplo, que puedes viajar de lo más protegido sin sentir el calor sofocante del verano, o que no tendrás tantos problemas para encontrar alojamiento en tus escapadas de última hora, por no mencionar lo bonitas que quedan las fotos con la luz especial de los meses más fríos del año.

Te dejamos algunos consejos sobre cómo usar la moto en invierno:

  • Contar con unos buenos neumáticos es importante todo el año, pero en épocas lluviosas en las que el suelo resbala lo es todavía más. Para comprobar si los tuyos están en buen estado examina el dibujo. ¿Está desgastado? Cámbialos. Aunque creas que aún pueden duran unos meses más, guárdalos en todo caso para otra estación más soleada.
  • La sal es muy útil para evitar que la nieve cuaje en la carretera entorpeciendo nuestra conducción. La parte negativa es que es muy corrosiva y puede dañar los bajos de tu moto si luego no la limpias bien. Acostúmbrate a hacerlo siempre que llegues a casa después de pasearte por un entorno nevado. Limpia tu moto con jabón suave y sécala bien con un paño seco.
  • Engrasa las partes metálicas de tu moto como los tornillos o la cadena. Así evitarás que se oxiden y tu moto te durará muchos más años.
  • Compra una funda para tapar tu moto. Es uno de los trucos más sencillos para usar la moto en invierno pero funciona: vigila que sea transpirable para que no retenga la humedad (como sí lo hacen las sábanas o las lonas impermeables) y que proteja bien los bajos.
  • Si llueve mucho o si tienes la más mínima sospecha de que hay hielo en la carretera, mejor deja la moto en casa pues podrías resbalarte con facilidad.