Cómo dar la vuelta al mundo sin dinero - Zurich Seguros

Seguros de viaje

Cómo dar la vuelta al mundo, ¡más barato que quedarse en casa!

Cada vez son más las personas que deciden darle al botón de “pausa” a la rutina diaria y escaparse a dar la vuelta al mundo durante un periodo sabático. Si te encuentras entre los que se lo están planteando, aquí encontrarás toda la información que necesitas para empezar a planificar tu aventura, ¿cómo dar la vuelta al mundo?, ¿cuánto cuesta?, ¿cómo hacerlo con poco dinero? Te contestamos estas y muchas otras preguntas. Prepárate para recorrer el mundo como nunca habías imaginado.

¿Cuánto cuesta dar la vuelta al mundo?

La pregunta que sigue a “¿cómo dar la vuelta al mundo?” suele ser “¿y cuánto cuesta?”. Obviamente, la respuesta es: “depende del tipo de destinos, alojamientos y restaurantes seleccionados durante la ruta”.

El gasto medio detallado en los blogs de los viajeros tras regresar de su vuelta al mundo está entre los 11.000 y los 13.000 euros por persona en alojamiento y comida durante un año, de 30 a 35 euros por día.

Una cifra a la que hay que sumar unos 4.000 euros más por persona por los gastos de desplazamiento (billetes de avión, tren, autobús, alquiler de coches, etc) y el coste del seguro de viaje (imprescindible para evitar sustos indeseados).

El total de lo que costaría de media dar la vuelta al mundo es de 15.000 a 17.000 euros, casi lo mismo o menos que los gastos fijos mínimos en una ciudad (alquiler, gastos de luz, agua, gas y teléfono, cuota del gimnasio, parking, etc).

Otros viajeros han conseguido dar la vuelta al mundo por 11.000 euros, te contamos algunos trucos que te pueden ayudar a reducir el presupuesto.

10 tips para dar la vuelta al mundo con poco dinero

Llevas tiempo pensando los rincones del mundo en los que te gustaría perderte, pues tenemos una buena noticia: dar la vuelta al mundo con poco dinero es posible. Hemos recopilado algunos trucos:

  • Antes de elaborar la ruta, infórmate sobre el coste de vida en los países que quieres visitar. Estados Unidos, Canadá, Australia, Nueva Zelanda, Hong Kong o Singapur son algunos de los destinos más caros. Valora la posibilidad de visitarlos en otro momento o planea estar menos días.
  • Otra alternativa es hacer justamente lo contrario: pasar más tiempo en los países más caros e intentar ganarse la vida en ellos. Allí los sueldos también serán más altos y te servirán para mucho más en otras zonas del mundo en las que es posible vivir como un rey o una reina por sólo 200 euros al mes.
  • Al quedarte más tiempo en un mismo sitio podrás conocerlo mejor, ahorrarás en transporte y también en alojamiento.
  • Juntarte con los amigos que vayas haciendo en el trayecto te servirá también para conseguir mejores condiciones económicas en visitas guiadas, restaurantes y hostales. Cuantos más seáis más barato os saldrá.
  • Viaja de noche siempre que puedas, así te ahorrarás pernoctaciones y te cundirán más los días.
  • Apúntate a la moda del coachsurfing o a prácticas como el crewing, trabajar en compañías navieras gratuitamente a cambio del traslado en barco.
  • Busca antes de marchar un trabajo que puedas hacer mientras viajas a modo de free-lance. Eso te ayudará a no gastar sólo de tus ahorros.
  • Algunos viajeros han abierto un blog para contar su experiencia con la esperanza de ganar después dinero gracias a la publicidad.
  • En internet encontrarás las claves para ahorrar en cada uno de los países que visites, una buena documentación es básica para no caer en los típicos errores de turista.
  • Inscríbete en redes de voluntariado que te permitan viajar y trabajar al mismo tiempo. 

Cuando des la vuelta al mundo no te olvides de…

Cuando vuelven de dar la vuelta al mundo, muchos viajeros relatan su experiencia con la esperanza de que sus errores sirvan para que otros lo hagan mejor. Aquí van algunos de los consejos más recurrentes:

  1. Apunta en un papel qué esperas conseguir del viaje y tenlo presente durante todo el tiempo en el que estés fuera.
  2. Aunque quieras ir “a la aventura” no podrás escaparte de la burocracia internacional. Ten a punto pasaporte, visados y tu cartilla de vacunación internacional.
  3. Si tienes entre 15 y 30 años, gracias al Carné Joven Europeo, podrás conseguir descuentos en muchos países.
  4. Sácate también el carné de conducir internacional. No importa si no tienes pensado alquilar ningún vehículo. La vida da muchas vueltas y de viaje más todavía.
  5. Lleva lo mínimo contigo, lo que sea más práctico y más versátil. Y si estás pensando en añadir al equipaje tus prendas de vestir favoritas, recuerda que después de un año de ponértelas cada día seguramente ya no las querrás ver más.
  6. Si visitas países asiáticos y quieres hacer compras déjalos para el final de la ruta.
  7. También puedes ir enviando paquetes a casa con lo que ya no utilices, contratar el servicio por tierra siempre será más barato que hacerlo por avión.
  8. Deja de hacer fotos y de escribir en el blog de vez en cuando, si te muestras ocupado/a tienes menos probabilidades de conocer a gente nueva.
  9. Pon a salvo las imágenes que tengas del viaje. En la nube es dónde estarán más seguras.
  10. Escríbete postales cada día, ¿qué mejor recuerdo de tu viaje?
  11. Aprende a decir palabras básicas como “hola”, “adiós” o “gracias” , en los idiomas de los países que vayas a visitar. Algo tan simple te ayudará a integrarte mucho más.
  12. Anímate a probarlo todo: es sólo una vez en la vida, pero cuidado con los platos sin cocinar o con beber agua que no sea embotellada. 
  13. Lleva un buen kit de medicinas contigo. 
  14. Contrata el seguro de viajes de Zurich Seguros, imprescindible para saber que estés dónde estés recibirás la mejor atención médica y sin que afecte a tu bolsillo.