Cómo ahorrar energía y protegerte del calor este verano

14 jul. 2022
  • El creciente uso del aire acondicionado ha hecho que julio se convierta en el cuarto mes del año con mayor consumo de electricidad.
  • Los altos precios de la energía y las olas de calor cada vez más tempranas se pueden combatir siguiendo unas recomendaciones básicas.
 Cómo ahorrar energía y protegerte del  calor este verano

El inicio de este verano ha estado caracterizado por temperaturas récord en muchas partes del país y unos altos precios de la energía. Dos fenómenos que constituyen una “tormenta perfecta” para disparar la factura energética de los consumidores. Aunque tradicionalmente la mayor demanda de energía se da en los meses fríos, el uso creciente de la climatización ha hecho que julio se convierta en el cuarto mes del año en el que se registra un mayor consumo de electricidad en los hogares, según los datos de Red Eléctrica de España (REE).

Con el objetivo de ayudar a los consumidores a afrontar las olas de calor sin que se resienta su factura de electricidad, desde Zurich Seguros, expertos en protección del hogar, nos ofrecen algunos consejos útiles para mejorar la eficiencia económica y un mayor bienestar en nuestras viviendas.

Aprovecha la climatización natural en casa
A menudo, los hábitos inadecuados en el hogar son los responsables de que la temperatura ambiente se dispare por encima de lo recomendable. Para evitarlo, ventila la casa durante la noche o a primera hora de la mañana y baja las persianas durante el día. También puedes crear corrientes de aire abriendo ligeramente las ventanas de distintas partes de la vivienda. El uso de toldos contribuye a reducir el calor en las zonas de la casa más expuestas al sol, al igual que contar con un buen aislamiento del inmueble (puertas, ventanas y paredes).

Haz un uso responsable del aire acondicionado
El Ministerio de Industria y el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) recomiendan que la temperatura del aire acondicionado en verano esté entre los 24 °C y los 26 °C. Cada grado menos de temperatura aumenta el consumo un 8 % en la factura. Incluso se puede subir algún grado más la temperatura del aire acondicionado en las horas de mayor calor, para evitar un contraste excesivo con el exterior al salir o entrar de casa. Además, no es aconsejable dejar puesto el aire acondicionado durante toda la noche. 

Adapta tu dieta y los hábitos de cocina
Cuando hace calor, es mejor optar por comidas fresquitas como ensaladas, gazpachos, frutas, pescado, etc. que facilitan la digestión y evitan que nos acaloremos. Estos platos tienen la ventaja adicional de que requieren menos tiempo y energía para prepararlos, además de facilitar el sueño. En verano, puedes adquirir el hábito de preparar las comidas por la mañana o por la noche, que es cuando hace menos calor en la cocina y además el precio de la energía es más barato.

Elige ropa adecuada para la época del año
Aparte de la dieta, el vestuario también influye a la hora de aumentar o reducir la temperatura corporal. Por lo general, es preferible elegir prendas y ropa de cama que sean 100 % de algodón u otros materiales naturales, ya que eso facilita la transpiración. En cambio, las prendas sintéticas pueden aumentar la sensación de agobio al mantener la humedad pegada al cuerpo. Al salir a la calle, mejor elegir los colores claros y protegerse con un gorro o sombrero, porque la cabeza es la parte del cuerpo más expuesta y sensible a los efectos del sol.

Ten cuidado con las duchas de agua fría
Aunque resulte tentador, darse una ducha de agua fría no siempre es la mejor opción para refrescarse en verano. Es cierto que disminuye la temperatura corporal de forma drástica, pero el cuerpo enseguida reacciona aumentando la irrigación de sangre, lo que incrementa la sensación de calor. Por eso es más efectivo ducharse con agua templada. Aprovecha también para bajar unos grados la temperatura del agua caliente de la caldera, dado que no es necesario que sea tan elevada como en invierno si luego vas a mezclarla con agua fría.

Vigila el calor y el consumo de los dispositivos
Todos los dispositivos electrónicos generan calor durante su funcionamiento, debido a las altas temperaturas que alcanzan los procesadores y otros componentes. Aunque resulte imperceptible, tener encendido un ordenador, un monitor, el smartphone, la tablet, etc. en una habitación puede subir la temperatura varios grados. A su vez, esto eleva el consumo de energía para la refrigeración de los dispositivos y para la climatización. Para evitarlo, apaga los dispositivos que no uses y usa soportes que faciliten la circulación del aire.

Ajusta tu horario de teletrabajo
Si trabajas en casa, es mejor hacerlo a primera hora de la mañana para aprovechar el frescor y la luz natural, antes de que el sol haga necesario bajar las persianas. Al tener menos calor, tu productividad también mejorará en comparación con las horas de más calor. Y como te habrás levantado temprano, dormirás mejor por la noche. Otra opción que tiene sus partidarios es trabajar por la noche: aunque gastarás más en iluminación, necesitarás menos el aire acondicionado y ventiladores, aparte de aprovechar las horas valle de la tarifa.

Cada gesto suma y siguiendo estos sencillos consejos podrás convertir tu hogar en un lugar más eficiente, y disfrutar de un mayor confort ante las temperaturas elevadas. Si además buscas la mejor protección Zurich Seguros tiene el seguro de hogar que se adapta a ti, ya sea vivienda habitual, segunda residencia o de alquiler. 
 

Atención a los medios de comunicación

Contacto Zurich

Cristina González

+34 933 067 300

 

Contacto gabinete de prensa

Mauro Tomasini

93 522 86 22

 


Zurich Insurance Group (Zurich) es una aseguradora líder multicanal que proporciona servicios a sus clientes a nivel mundial y local. A través de sus cerca de 55.000 empleados, ofrece una amplia gama de productos y servicios de líneas personales y de empresas, así como de vida. Entre los clientes de Zurich se cuentan particulares, pequeñas empresas, compañías medianas y grandes, así como multinacionales, en más de 215 países y territorios. El Grupo tiene su sede principal en Zúrich (Suiza), donde fue fundado en 1872. La sociedad de cartera, Zurich Insurance Group Ltd (ZURN), cotiza en la bolsa de Suiza SIX Swiss Exchange y tiene un programa de nivel I de American Depositary Receipts (ZURVY), que se negocia en el mercado extrabursátil (OTC) en OTCQX. Para más información sobre Zurich visita: www.zurich.com.

El Grupo Zurich en España abrió su primera oficina en Barcelona en 1884 y cuenta con más de 135 años de historia. En la actualidad tiene cerca de 2.000 empleados repartidos por todo el territorio español y 1,1 millones de clientes con 1,8 millones de pólizas contratadas, lo que la convierte en una de las principales compañías del sector. Zurich Seguros está consolidada en el mercado como una compañía líder que destaca por su solidez y solvencia. Además, la compañía cuenta con algunas de las certificaciones más reputadas del mercado en el ámbito de la conciliación, como el EDGE (Certificación en Igualdad de Género), y ha sido reconocida como Top Employer durante 14 años consecutivos.