El 40% de las mujeres han sufrido una situación de acoso físico o verbal mientras se desplazaban de día por Barcelona, frente al 24% de los hombres

14 oct 2020
  • En la calle y en los medios de transporte públicos, las mujeres que declaran haber sufrido acoso son más del doble que los hombres e incluso el triple en algunos casos, tanto de día como de noche 

  • El 68% de las mujeres han cambiado en alguna ocasión sus hábitos de movilidad por motivos de seguridad personal, frente al 37% de los hombres 

  • Casi la mitad de las mujeres (46%) y un tercio de los hombres (31%) se sienten inseguros en el metro por la noche. En el otro extremo, el taxi, el coche y la moto se encuentran entre los transportes que inspiran más seguridad personal tanto de día como de noche 

  • Las mujeres toman más medidas de seguridad personal que los hombres cuando se desplazan de noche: 9 de cada 10 (89%) procuran ir acompañadas, frente al 55% de los hombres; y casi la mitad (47%) hablan por teléfono para sentirse seguras, mientras que solo lo hace 1 de cada 10 hombres 

  • Una amplia mayoría de los hombres y de las mujeres consideran que se deberían ampliar las medidas de seguridad en la vía pública y en el transporte público 

movilidad racc y zurch

El RACC y Zurich Seguros presentan el estudio “Movilidad desde una perspectiva de género en Barcelona”, que analiza la percepción de seguridad personal y los hábitos de movilidad que tienen los hombres y las mujeres mientras se desplazan por Barcelona a pie o en diferentes métodos de transporte públicos y privados. 

Este estudio, que es de los más amplios que se han hecho sobre esta materia en España, ha analizado la percepción de seguridad de los ciudadanos en función del transporte que utilizan, su género y el momento del día, así como las situaciones de acoso, agresión, robo o hurto que declaran haber sufrido. En base a más de 1.500 encuestas y 17.000 observaciones de comportamiento en hora punta en el bus y en el metro, las conclusiones indican que, en general, las mujeres sufren más incidentes que los hombres y que estos tienen lugar con más frecuencia durante el día. Aunque el vehículo privado es el que ofrece una mayor sensación de seguridad a los usuarios, hay servicios públicos que también cuentan con una elevada confianza de los ciudadanos, especialmente el taxi. 

Ahora, en un momento en el que hace falta incrementar la seguridad sanitaria para seguir haciendo frente a la COVID-19 en los espacios públicos, también es el momento de abordar otros aspectos que ayuden a aumentar la percepción de seguridad que tienen las personas mientras hacen sus desplazamientos habituales, especialmente las mujeres tanto en horario nocturno como diurno, ya que es un factor que condiciona enormemente sus decisiones de desplazamiento y perjudica el nivel de uso del transporte público. 

Por este motivo, el RACC, como Club de servicios de movilidad con experiencia en desarrollar estudios relacionados con la movilidad, y la compañía aseguradora Zurich, que trabaja el cuidado y la protección de las personas, además de fomentar la vida saludable y la práctica del deporte, especialmente de mujeres, han elaborado este estudio con la voluntad de que sirva de referencia a las administraciones públicas y que se tenga en cuenta el género en el desarrollo de nuevas políticas de movilidad y de planificación del espacio público. En definitiva, para contribuir a conseguir una movilidad sin prejuicios de género y que inspire confianza y seguridad a toda la población, y así contribuir también a la recuperación e incremento del nivel de uso del transporte público. 

 

RESULTADOS DEL ESTUDIO 

  1. ENCUESTA SOBRE LA SEGURIDAD EN LOS DESPLAZAMIENTOS 

Los hábitos de desplazamiento son distintos según el género y la hora del día: 

  • Las mujeres usan más el transporte público que los hombres, mientras que ellos las superan en el uso del vehículo privado, según las respuestas que han dado las personas encuestadas. 

  • De día, el 62% de las mujeres declaran que se desplazan a pie, pero de noche solo lo hace el 35%. En cambio, el uso del coche y la moto entre las mujeres aumenta cuando se hace de noche hasta el 40%, cuando de día solo lo utilizan el 28%. 

  • El uso del taxi incrementa de forma sustancial durante la noche en ambos géneros hasta alcanzar el 40% de las mujeres y el 24% de los hombres (frente al 2% y el 3% durante el día, respectivamente) 

La percepción de seguridad personal es un factor decisivo en la movilidad 

  • El 68% de las mujeres declara que ha cambiado de modo de transporte en al menos una ocasión por motivos de seguridad personal, frente al 37% de los hombres que lo han hecho. 

  • Para el 56% de las mujeres la seguridad personal es un factor que influye mucho cuando deciden en qué modo de transporte se desplazarán, frente al 29% de los hombres. 

El coche, la moto y el taxi son los modos que inspiran más confianza, tanto de día como por la noche 
Las percepciones actuales de seguridad personal de los usuarios están perjudicando el uso de determinados medios de transporte sostenible: 

PERCEPCIÓN DE SEGURIDAD DE DÍA: 

  • El coche es el modo más seguro para desplazarse, tanto para los hombres (un 77% lo considera seguro) como para las mujeres (81%). El taxi también es valorado como uno de los modos más seguros según el 81% de los hombres y el 61% de las mujeres. 

  • Entre los modos más inseguros, los encuestados citan los vehículos de movilidad personal como los patinetes (18% de las mujeres y 27% de los hombres), seguidos del metro (inseguro para el 23% de las mujeres y el 14% de los hombres) y la bicicleta (para el 13% de las mujeres y el 19% de los hombres).  

PERCEPCIÓN DE SEGURIDAD DE NOCHE

  • El vehículo privado genera más seguridad que el resto de las opciones: tanto los hombres (74%) como las mujeres (69%) vuelven a situar el coche como uno de los modos más seguros, así como la moto (57% de las mujeres y 49% de los hombres). Los otros modos considerados seguros por la noche son los vehículos de movilidad personal (según el 100% de las mujeres) y el taxi (73% de los hombres). 
     

  • Al otro extremo, destaca la inseguridad que genera desplazarse en metro durante la noche, dado que casi la mitad de las mujeres (46%) y el 31% de los hombres lo consideran inseguro. El resto de los modos inseguros para ellas son ir a pie (para el 37%) y el tranvía (para el 33%), mientras que los hombres señalan los vehículos de movilidad personal (33%) y el tren (25%). 

Más de la mitad de las mujeres (52%) declaran que han sufrido un robo, hurto o acoso mientras se desplazaban de día, frente al 41% de los hombres 

 

ROBOS Y HURTOS DE DÍA: 

En general, las mujeres sufren más robos y hurtos que los hombres: al 30% de las mujeres y al 20% de los hombres los han robado alguna vez mientras se desplazaban de día por Barcelona. 

  • En el transporte público y yendo a pie es cuando se producen más robos y hurtos: a 1 de cada 4 mujeres (25%) le han robado en el metro, ante el 15% de los hombres; y a un 13% en el bus, ante el 6% de los hombres. Yendo a pie, el 17% de las mujeres y el 13% de los hombres ha sufrido un robo. 

  • En el transporte privado destacan la bicicleta y los vehículos de movilidad personal: el 12% de las mujeres y el 10% de los hombres han sufrido un robo mientras se desplazaban en estos modos. 

 

ROBOS Y HURTOS DE NOCHE

En la franja nocturna, cuando se producen menos desplazamientos y se toman más medidas de seguridad, ambos géneros han sufrido menos robos y hurtos (13% de las mujeres y 10% de los hombres). 

  • Las principales diferencias se encuentran en el transporte público, mientras que en modos privados la incidencia es baja y similar: las mujeres han sufrido más robos cuando iban en tren (13%) y en metro (10%) y los hombres cuando iban en tranvía (20%), en metro (11%) y andando (10%). 

 

ACOSO DE DÍA: 

De media, el 40% de las mujeres han sufrido acoso físico o verbal o una agresión cuando se desplazaban de día, mientras que en el caso de los hombres la cifra se reduce al 24%. Las principales diferencias se encuentran en los desplazamientos a pie y en transporte público: 

  • El 38% de las mujeres han sufrido acoso mientras iban a pie de día por las calles de Barcelona, más del triple que los hombres (12%). 

  • En el transporte público, el acoso hacia las mujeres supera ampliamente el que sufren los hombres: yendo en metro han sufrido el 37% de las mujeres y el 13% de los hombres; en autobús, el 18% de las mujeres y el 5% de los hombres; en tren, el 16% de las mujeres y el 13% de los hombres; y en tranvía, el 11% de las mujeres y el 4% de los hombres. En taxi, en cambio, ninguna mujer encuestada declara haber sufrido acoso, mientras que sí lo han hecho el 14% de los hombres.  

  

ACOSO DE NOCHE: 

De media, el 32% de las mujeres han sufrido acoso físico o verbal o una agresión cuando se desplazaban por la noche, mientras que en el caso de los hombres la cifra se reduce al 19%. Las principales diferencias se vuelven a encontrar en los desplazamientos a pie, en transporte público y en moto:  

  • Casi la mitad de las mujeres (45%) han sufrido situaciones de acoso mientras iban a pie por la noche por Barcelona, prácticamente el triple que los hombres (16%). 

  • En el transporte público, el acoso hacia las mujeres por la noche también supera ampliamente el que sufren los hombres: yendo en metro han sufrido el 36% de las mujeres y el 15% de los hombres; en tranvía, el 33% de las mujeres y el 10% de los hombres; en tren, el 18% de las mujeres y el 14% de los hombres; en Nitbus, el 18% de las mujeres y el 6% de los hombres; y en taxi, el 8% de las mujeres y el 3% de los hombres.  

Las mujeres toman más medidas de seguridad personal que los hombres cuando se desplazan por la noche 

  • 9 de cada 10 mujeres (89%) procuran ir acompañadas por la noche, frente al 55% de los hombres. 

  • Casi la mitad de las mujeres (47%) hablan por teléfono para sentirse seguras, mientras que tan solo lo hace 1 de cada 10 hombres (11%). 

  • El 95% de las mujeres opta por caminar por calles donde haya gente o establecimientos abiertos, o bien por calles iluminadas (97%), y en el caso de los hombres lo hacen el 78% y el 86%, respectivamente. 

  • El 26% de las mujeres y el 15% de los hombres toman medidas adicionales, como por ejemplo andar rápido y estar atentos a las personas de su alrededor, informar de su recorrido a un amigo o familiar, o coger un taxi para evitar ir a pie y en transporte público. 

 

Los hombres y las mujeres coinciden al afirmar que habría que ampliar las medidas de seguridad en la vía pública y en el transporte público 

  • Más del 75% de las mujeres creen necesarias las siguientes medidas de protección: 

  • Sanciones más elevadas para las personas que agreden o asedian (85% de las mujeres y 82% de los hombres). 

  • Incremento del personal de seguridad en el metro (82% de las mujeres y 76% de los hombres). 

  • Mejora del alumbrado en el espacio público (79% de las mujeres y 70% de los hombres). 

  • En menor medida, la mitad de los encuestados (52% de las mujeres y 50% de los hombres) valoran la necesidad de instalar más cámaras de seguridad en el metro. 

 

  1. OBSERVACIONES DE COMPORTAMIENTO EN EL TRANSPORTE PÚBLICO 

El estudio también ha observado los hábitos de movilidad de los hombres y las mujeres en el metro y en el autobús, tanto de día como de noche, poniendo el foco en si se desplazan solos o acompañados. Para hacerlo, ha realizado observaciones en los dos principales intercambiadores del metro de Barcelona (Sants Estació y Diagonal), y en 6 líneas de autobús diurno y 6 líneas de NitBus que recorren diferentes barrios de la ciudad. Los resultados muestran diferencias significativas según el género y la franja horaria: 

 

METRO 

En el intercambiador de Sants Estació (L1-L5): 

  • En este punto de la red de metro, las mujeres que viajan solas se reducen sustancialmente en las horas nocturnas: durante el día, el 82% de las mujeres observadas viajaban solas, mientras que por la noche solo lo hacían el 49%. 

  • En los hombres, la diferencia entre el día y la noche es menos acusada: de día, el 88% viajan solos y por la noche lo hacen el 70%. 

En el intercambiador de Diagonal (L3-L5): 

  • En este transbordo, destaca el volumen de personas que viajan en pareja y en grupo en todas las franjas horarias: de día, el 35% de las mujeres y el 27% de los hombres van en pareja; y por la noche aumentan hasta el 52% de las mujeres y el 46% de los hombres. En horario diurno, solo el 3% de los hombres y mujeres viajan en grupo, mientras que por la noche lo hacen 1 de cada 3 hombres (31%) y mujeres (32%). 

  • El número de mujeres y de hombres que viajan solos se reduce de forma similar durante la noche: las mujeres solas representan el 62% de día y el 16% por la noche, y los hombres solos son el 70% de día y el 23% por la noche. 

BUS DIURNO (líneas analizadas: D40, V23, H8, H10, 19 i 59): 

  • De media, el 58% de los hombres y el 55% de las mujeres viajan solos y no hay diferencias significativas entre líneas. 

BUS NOCTURNO “NIT BUS” (líneas analizadas: N1, N3, N6, N7, N9 i N17): 

  • Las mujeres solas no llegan al 30% en ninguna de las líneas nocturnas analizadas, mientras que los hombres solos oscilan entre el 31% y el 53% en todas las líneas. 

  • De media, tan solo el 25% de las mujeres viajan solas, lo que representa 30 puntos porcentuales menos que en las líneas diurnas. En cambio, los hombres que viajan en solitario son el 40%, lo que representa una caída de solo 18 puntos porcentuales respecto al día. 

 

CONCLUSIONES 

La percepción de seguridad en los desplazamientos tiene que subir para que, en un contexto de recuperación del uso del transporte público y de los trayectos a pie para una mayor sostenibilidad, estos medios aumenten su uso. 

  • El 68% de las mujeres han cambiado alguna vez de modo de transporte por motivos de seguridad personal, mientras que los hombres lo han hecho en un 37% de los casos. 

  • En general, las mujeres sufren más incidentes que los hombres (40% vs 24%), y estos tienen lugar con más frecuencia durante el día. Por la noche hay menos desplazamientos, pero también se toman más precauciones. 

  • El taxi es el modo de transporte público que inspira más seguridad entre mujeres y hombres, y donde ellas sufren menos incidentes. 

  • Ir en metro se considera el modo más inseguro entre las mujeres durante la noche (46% de las mujeres y 33% de los hombres). De hecho, el 36% de las mujeres declaran que han sido víctimas de acoso o agresión en el metro y, por eso, una de las medidas que consideran fundamentales es que haya más presencia de personal de seguridad en las estaciones. 

  • Ir a pie es el segundo modo percibido como inseguro entre las mujeres durante la noche (37%). El 45% indican que han sido víctimas de acoso cuando iban a pie en horario nocturno, frente al 16% de los hombres, un hecho que incrementa esta percepción de inseguridad en los desplazamientos nocturnos por la vía pública. 

  • En cuanto al vehículo privado, como el coche y la moto, se perciben como modos muy seguros, a pesar de que se dan casos de robo y acoso, sobre todo durante la noche. 

 

RECOMENDACIONES DEL RACC 

Después de la parada provocada por el COVID-19 y para hacer frente a las nuevas necesidades de la movilidad que se generan por la vuelta a la actividad habitual, la administración pública, los operadores de transporte y el resto de los actores del sector de la movilidad están repensando la organización del espacio público, la gestión de la movilidad y la oferta de transporte público y compartido. 

Es por ello por lo que nos encontramos en un momento idóneo para considerar las cuestiones de género en este planteamiento de la movilidad, tanto a nivel urbano como metropolitano: 

  • El incremento y promoción de los desplazamientos a pie tiene que acompañarse de medidas de protección de género en el espacio público. 

  • Una menor presencia de usuarios en el metro o tren puede incrementar las situaciones de riesgo de género. 

  • Introducir medidas de género en horario nocturno para que las mujeres no tengan que tomar tantas medidas de autoprotección. 

Recomendaciones para las administraciones públicas 

- Inventariar el espacio público (calles, parques, etc.) para identificar las necesidades de actuación en función de la seguridad en la movilidad a pie: 

  • Mejorar la iluminación del espacio público (calles, parques, túneles) como los alrededores del transporte público. 
  • Mejorar las zonas con escasa visibilidad (callejones, zonas con arbustos, etc.) 
  • Identificar áreas en transición temporal: zonas de obras, solares, etc.  
  • Incrementar el número de semáforos con pulsador. 
  • Realizar intervenciones en zonas abandonadas: limpieza y actividades de animación del propio espacio público (los lugares se respetan más si la gente los siente como propios). 

 

- Analizar encuestas y datos de población en función del género, lo que permitirá planificar teniendo en cuenta las necesidades de toda la población. 

- Asegurar la participación de mujeres en los proyectos de seguridad en la movilidad, de planificación urbana y de diseño del espacio público. 

- Elaborar auditorías de movilidad y de género lideradas por mujeres. 

- Aprovechar el uso de Inteligencia Artificial para el tratamiento de la imagen para identificar situaciones de riesgo en cámaras de vigilancia y poder intervenir rápidamente. 

- Promover aplicaciones públicas de aviso inmediato (botón S.O.S.). 

Recomendaciones para los operadores de transporte público 

Las mujeres representan una mayoría de usuarias del transporte público y este tiene que desarrollar mejoras en el servicio, en calidad y seguridad, atendiendo a este colectivo. 

  • Realizar auditorías de género, dando mayor peso a este factor en las encuestas de satisfacción, y poniendo énfasis en cuestiones de seguridad. 

  • Establecer un sistema de paradas a demanda en rutas de autobuses nocturnos o de áreas periféricas. 

  • APPs de movilidad con datos de horarios en tiempo real, para que los usuarios sepan las horas exactas de paso y puedan reducir el tiempo de espera en paradas (sobre todo en zonas poco transitadas). 

  • Incrementar la presencia de agentes de seguridad y de cámaras en las estaciones. 

  • Mejorar la iluminación de estaciones, andenes y paradas de autobuses. 

  • Asegurar la visibilidad en las marquesinas de autobús. 

Atención a los medios de comunicación

Contacto Zurich

Cristina González

+34 933 067 300

 

Contacto gabinete de prensa

Mauro Tomasini

93 522 86 22

 


Zurich Insurance Group (Zurich) es una aseguradora líder multicanal que proporciona servicios a sus clientes a nivel mundial y local. A través de sus cerca de 54.000 empleados, ofrece una amplia gama de productos y servicios de líneas personales y de empresas, así como de vida. Entre los clientes de Zurich se cuentan particulares, pequeñas empresas, compañías medianas y grandes, así como multinacionales, en más de 210 países y territorios. El Grupo tiene su sede principal en Zúrich (Suiza), donde fue fundado en 1872. La sociedad de cartera, Zurich Insurance Group Ltd (ZURN), cotiza en la bolsa de Suiza SIX Swiss Exchange y tiene un programa de nivel I de American Depositary Receipts (ZURVY), que se negocia en el mercado extrabursátil (OTC) en OTCQX. Para más información sobre Zurich visita: www.zurich.com.

El Grupo Zurich en España abrió su primera oficina en Barcelona en 1884 y cuenta con más de 130 años de historia. En la actualidad tiene cerca de 2.000 empleados repartidos por todo el territorio español y 2,4 millones de clientes con 3 millones de pólizas contratadas, lo que la convierte en una de las principales compañías del sector. Zurich Seguros está consolidada en el mercado como una compañía líder que destaca por su solidez y solvencia. Además, la compañía cuenta con algunas de las certificaciones más reputadas del mercado en el ámbito de la conciliación, como el EDGE (Certificación en Igualdad de Género), y ha sido reconocida como Top Employer durante 12 años consecutivos.