5 razones por las que hace falta tener un seguro para patinete eléctrico

16 dic 2019

Si has llegado hasta aquí es porque seguramente te preguntes si es obligatorio un seguro para patinete eléctrico o al menos si merece la pena tener uno. Sin duda no eres el único.

5 razones para tener un seguro de patinete

La última normativa transitoria publicada por la DGT en diciembre de 2019 aconseja el uso de seguro para patinete eléctrico, pero no obliga a disponer de uno para circular. Pero mientras tanto, los distintos municipios promulgan sus propias normas y en ciudades como Alicante o Gandía ya es obligatorio. El parqué de patinetes crece exponencialmente. Los foros de usuarios echan humo ante la nebulosa legal. ¿Qué hacer?

¿Es obligatorio el seguro de patinete?

Como ya hemos visto, el problema radica en que la DGT no obliga a disponer de un seguro patinete eléctrico, pero deja la puerta abierta a que cada ciudad regule la circulación en de los VMPs (vehículos de movilidad personal) como considere oportuno. En 2020 habrá una nueva normativa a nivel estatal de la que aún no sabemos nada.

Lo que sí podemos es reflexionar sobre por qué la DGT, aunque no lo considera obligatorio, sí recomienda su uso. Y es que los patinetes eléctricos no son un juguete: durante 2019 se han sucedido dos accidentes diarios con implicación de patinetes eléctricos. Por lo tanto debemos considerar que el patinete eléctrico, en su justa medida, es potencialmente peligroso.

Partiendo de lo anterior, la conclusión es sencilla: circular en patinete eléctrico es algo que, al menos, entraña cierto riesgo. Nadie quiere que le pase nada. Pero si un día tenemos un descuido y ocasionamos daños a personas o bienes, deberemos asumir los gastos e indemnizaciones derivado de los mismos. Es entonces cuando hace falta un seguro para patinete eléctrico si no queremos arruinarnos nos la vida. Porque esa deuda deberemos afrontarla, con seguro o sin él.

¿Qué es la RC y cómo me ayuda?

Un buen seguro para patinete eléctrico debe contar con una cobertura de responsabilidad civil (también llamada RC) suficiente en caso de que ocasionemos daños. Igual ahora estás pensando: “Sí, claro, con un patinete a 20 km/h voy a derribar un edificio.” Pues no, pero debes saber que un golpe contra un peatón inmóvil a esa velocidad equivale a una caída desde un primer piso.

Suficiente para provocar lesiones graves si tenemos mala fortuna. El seguro de patinete tiene la mejor cobertura del mercado de hasta 300.000 € de cobertura, es decir, dispones de esa suma para indemnizar los daños que puedas causar a un tercero mientras circulas con tu patinete. En definitiva, estamos considerando al patinete eléctrico como un vehículo más.

Como todo vehículo, es decir, algo que se mueve y cuyo control podemos perder sin querer, debe disponer como mínimo de un seguro a terceros. Es algo que cualquiera puede entender.

5 razones por las que debes tener un patinete eléctrico

Si tenemos en cuenta el caos normativo y la consideración de nuestro patinete eléctrico como un vehículo más, con sus derechos y obligaciones, encontraremos al menos 5 buenas razones para asegurar un patinete eléctrico:

  1. Te evitas problemas con la ley. Si en tu ciudad ya es obligatorio, plantéate seriamente hacerlo. Y si no lo es o la normativa general sobre VMPs es ambigua, tener un seguro para patinete eléctrico es una buena idea. Sobre todo si haces un uso diario de tu patinete. Lo contratas en un momento y stop problemas.
  2. No es un gran desembolso. Tu seguro para patinete eléctrico te puede salir por poco más del precio de un café al mes. Realmente es algo que puede permitirse cualquiera y nos puede ahorrar un quebranto económico mucho mayor si tenemos la mala suerte de ocasionar un accidente.
  3. La normativa cambia de ciudad en ciudad. Y en algunos núcleos como Madrid o Barcelona, cambiar de ciudad equivale a cruzar un semáforo. Tal es el caso, de Madrid (donde no es obligatorio) y Pozuelo de Alarcón (donde se está planteando seriamente hacerlo). En poco tiempo éste bien podría ser el caso de Barcelona, por ejemplo, y L’Hospitalet. No pongas límites a tu movilidad.
  4. Es una decisión responsable. Al fin y al cabo, un seguro es algo que muchas veces utilizamos para aliviar el daño que podemos hacerle al prójimo. Una cosa es montar en patinete un par de horas los domingos. Y otra es convertirlo en tu alternativa preferida de movilidad. Sube de nivel y haz las cosas como es debido.
  5. Es super sencillo. Contratar un seguro de patinete eléctrico sólo te llevará unos minutos, se trata de un proceso 100% digital y lo disfrutas en el acto. Nada de periodos de carencia ni cosas raras. Un buen seguro para patinete debe ser sencillo y claro.

Entonces, ¿cuál es el mejor seguro de patinete?

Como hemos dicho, una buena cobertura de Responsabilidad Civil es lo mínimo indispensable. A este respecto, hay que decir que es posible encontrar productos con coberturas de 90.000 €. Y también hay que decir bien alto que, en caso de accidente, necesitamos 300.000 € de cobertura (lo prometemos, aunque suene desorbitado) si queremos afrontar con garantías las posibles consecuencias. Adicionalmente, también podemos asegurar los daños accidentales sobre nuestro patinete.

Zurich Klinc, por ejemplo, trabaja con catálogo de modelos y no rangos de precio. ¡Los seguros no se venden al peso! Es por eso que disponemos de repuestos originales de todas las marcas. Su cobertura por RC de 300.000 €, líder en el mercado, y el servicio personalizado de protección jurídica que incluye la versión más sencilla de su seguro para patinetes eléctricos, lo convierten en una opción muy interesante a un precio siempre competitivo.

Dicho esto, disfruta de tu patinete : )