Riesgos globales para el 2023: los conflictos alcanzan su punto más álgido entre el fuerte aumento del coste de vida y la necesidad de medidas sostenibles para combatir el cambio climático

11 ene. 2023
  • El aumento del coste de vida es el mayor riesgo a corto plazo, mientras que la incapacidad para mitigar el cambio climático y adaptarse al mismo es la mayor preocupación a largo plazo
  • Las rivalidades geopolíticas y las posturas políticas extremas acentuarán las restricciones económicas y exacerbarán aún más los riesgos a corto y largo plazo
  • El Informe de Riesgos Globales subraya la importancia de que los países trabajen de forma conjunta para evitar "rivalidades por los recursos"
  • El estudio se basa en las perspectivas de más de 1.200 expertos, encargados de formular políticas y líderes de sus respectivas industrias.
Zurich Seguros Global Risk Report 2023 WEF

Durante los últimos 17 años, el Informe de Riesgos Globales del Foro Económico Mundial ha advertido sobre la existencia de riesgos mundiales estrechamente relacionados entre sí. La última edición del estudio confirma que los conflictos y las tensiones geoeconómicas han desencadenado una serie de riesgos globales estrechamente interconectados. Entre ellos están los problemas de suministro energético y de alimentos, que probablemente persistirán durante los próximos dos años, así como el elevado aumento del coste de la vida y de la deuda. Al mismo tiempo, estas circunstancias podrían socavar los esfuerzos para hacer frente a los riesgos a más largo plazo, especialmente aquellos relacionados con el cambio climático, la biodiversidad y la inversión en capital humano.

Estas son las conclusiones del Informe de Riesgos Globales 2023, publicado hoy, el cual destaca que el plazo para actuar frente a las amenazas más críticas a largo plazo se está agotando rápidamente y que es necesaria una acción coordinada y colectiva antes de que los riesgos alcancen un punto de inflexión.

El informe, elaborado en colaboración con Marsh McLennan y Zurich Insurance Group, se basa en las opiniones de más de 1.200 expertos en riesgos mundiales, encargados de formular políticas y líderes de sus industrias. A lo largo de tres periodos, esboza un panorama de los riesgos mundiales que resulta nuevo y a la vez inquietantemente familiar, ya que el mundo se enfrenta a muchos riesgos preexistentes que anteriormente parecían estar en retroceso.

En la actualidad, la pandemia mundial y la guerra en Europa han vuelto a poner en primer plano la crisis energética, inflacionaria, alimentaria y de seguridad. Estas generan riesgos conectados entre sí que predominarán durante los próximos dos años: el riesgo de recesión; el creciente sobreendeudamiento; el aumento continuo del costo de vida; las sociedades polarizadas como consecuencia de la desinformación; la interrupción de las medidas oportunas para combatir el cambio climático; así como una guerra geoeconómica

A menos que el mundo empiece a cooperar más eficientemente en torno a la mitigación del cambio climático y la adaptación al mismo, en los próximos 10 años se producirá un calentamiento global constante y un colapso ecológico. La incapacidad para atenuar el cambio climático y adaptarse al mismo, los desastres naturales, la pérdida de biodiversidad y la degradación ambiental representan 5 de los 10 principales riesgos; la pérdida de biodiversidad se considera uno de los riesgos mundiales que se agravarán más rápidamente en la próxima década. Al mismo tiempo, el liderazgo basado en las crisis y las rivalidades geopolíticas podría generar descontento social a un nivel sin precedentes, a medida que desaparecen las inversiones en salud, educación y desarrollo económico, lo que deterioraría aún más la cohesión social. Por último, las crecientes rivalidades entre países no sólo entrañan el riesgo de un mayor armamentismo geoeconómico, sino también de una remilitarización, especialmente a través de nuevas tecnologías y actores corruptos.

En los próximos años, los gobiernos se verán obligados a hacer concesiones en torno a inquietudes incompatibles en materia de sociedad, medio ambiente y seguridad. Los riesgos geoeconómicos a corto plazo ya están poniendo a prueba los compromisos de cero emisiones netas y ponen de manifiesto la brecha que existe entre lo que es científicamente necesario y lo que es políticamente aceptable. Es necesario acelerar drásticamente la acción colectiva frente a la crisis climática para limitar las consecuencias de un mundo expuesto al calentamiento global. Mientras tanto, es posible que las consideraciones en torno a la seguridad y el incremento del gasto militar den lugar a un margen de maniobra en materia fiscal más estrecho para amortiguar las repercusiones de una prolongada crisis del coste de vida. De no producirse un cambio de tendencia, los países vulnerables podrían llegar a un estado de crisis perpetuo en el que se verían imposibilitados para invertir en crecimiento futuro, desarrollo humano y tecnologías ecológicas.

El informe insta a los líderes para que tomen medidas de forma colectiva, equilibrando las perspectivas a corto y largo plazo. Además de las medidas urgentes y coordinadas para combatir el cambio climático, el informe recomienda hacer esfuerzos conjuntos entre países, así como la cooperación público-privada para fortalecer la estabilidad financiera, la gobernanza tecnológica, el desarrollo económico y la inversión en investigación, ciencia, educación y salud.

"El panorama de riesgos a corto plazo está dominado por la energía, los alimentos, la deuda y los desastres naturales. Aquellos que actualmente son los más vulnerables están sufriendo y, ante las múltiples crisis, la cantidad de población que podría clasificarse como vulnerables está aumentando rápidamente, tanto en los países ricos como en los pobres. El clima y el desarrollo humano deben ser las preocupaciones principales de los líderes mundiales, incluso mientras luchan contra las crisis actuales. La cooperación es la única manera de avanzar", declaró Saadia Zahidi, Directora General del Foro Económico Mundial.

John Scott, Director de Riesgos de Sostenibilidad de Zurich Insurance Group, afirmó que: "La interacción entre los efectos del cambio climático, la pérdida de biodiversidad, la seguridad alimentaria y el consumo de recursos naturales es una combinación peligrosa. Si no se genera un cambio significativo en la política o si no hay inversiones, esta convergencia acelerará el colapso de los ecosistemas, comprometerá el suministro de alimentos, intensificará los efectos de los desastres naturales y limitará los avances en torno a la mitigación del cambio climático. Si aceleramos las medidas, aún tendremos la oportunidad de alcanzar una trayectoria de 1,5 °C antes de que termine la década y hacer frente a las emergencias por desastres naturales. Los recientes avances en el desarrollo de tecnologías de energías renovables y vehículos eléctricos son buenas razones para ser optimistas".

Carolina Klint, Líder de Gestión de Riesgos en Europa Continental de Marsh, declaró que: "2023 va a estar marcado por un aumento de los riesgos relacionados con los alimentos, la energía, las materias primas y la ciberseguridad, lo que provocará nuevas perturbaciones en las cadenas de suministro mundiales y repercutirá en las decisiones de inversión. En un momento en el que los países y las organizaciones deberían estar intensificando sus esfuerzos de resiliencia, los factores económicos adversos limitarán su capacidad para hacerlo. Ante las condiciones geoeconómicas más difíciles que ha enfrentado la última generación, las empresas deberían centrarse no sólo en sortear los problemas a corto plazo, sino también en desarrollar estrategias que les permitan afrontar riesgos a más largo plazo y el cambio estructural".

El Informe de Riesgos Globales es uno de los pilares de la Iniciativa de Riesgos Globales del Foro Económico Mundial, que tiene como objetivo promover un conocimiento más detallado de los riesgos mundiales a corto, medio y largo plazo a fin de impulsar el aprendizaje sobre la resiliencia y la preparación ante riesgos. El informe de este año también analiza la manera en la que los riesgos actuales y futuros pueden interactuar entre sí y formar una "policrisis", es decir, un conjunto de riesgos mundiales interconectados con efectos agravantes y consecuencias imprevisibles. El informe indaga en la "rivalidad por los recursos", un posible conjunto de riesgos medioambientales, geopolíticos y socioeconómicos interrelacionados relativos a la oferta y la demanda de recursos naturales, incluyendo los alimentos, el agua y la energía.

Atención a los medios de comunicación

Contacto Zurich

Cristina González

+34 933 067 300

 

Contacto gabinete de prensa

Mauro Tomasini

93 522 86 22

 


Zurich Insurance Group (Zurich) es una aseguradora multilínea líder que atiende a personas y empresas en más de 210 países y territorios. Fundada hace 150 años, Zurich está transformando los seguros. Además de brindar protección de seguros, Zurich ofrece cada vez más servicios de prevención, como aquellos que promueven el bienestar y mejoran la resiliencia climática. Reflejando su propósito de "crear juntos un futuro brillante", Zurich aspira a ser una de las empresas más responsables y de mayor impacto en el mundo. Tiene como objetivo emisiones cero para 2050, y es una de las aseguradoras más sostenibles del mundo, cuenta la calificación ESG más alta posible de MSCI. En 2020, Zurich lanzó el proyecto Zurich Forest para apoyar la reforestación y la restauración de la biodiversidad en Brasil. El Grupo tiene alrededor de 56.000 empleados y tiene su sede en Zurich, Suiza. Zurich Insurance Group Ltd (ZURN), cotiza en SIX Swiss Exchange y tiene un programa de Recibo de depósito estadounidense (ZURVY) de nivel I, que se negocia extrabursátil en OTCQX. Más información disponible en www.zurich.com.

El Grupo Zurich en España abrió su primera oficina en Barcelona en 1884 y cuenta con más de 130 años de historia. En la actualidad tiene cerca de 2.000 empleados repartidos por todo el territorio español y 1,3 millones de clientes. Zurich Seguros está consolidada en el mercado como una compañía líder que destaca por su solidez y solvencia. Además, cuenta con algunas de las certificaciones más reputadas del mercado en el ámbito de la conciliación, como el EDGE LEAD (Certificación en Igualdad de Género), y ha sido reconocida como Top Employer durante 15 años consecutivos.