¿Estoy listo para una hipoteca?

09 nov 2020

¿No tienes claro si la hipoteca es algo a lo que puedes enfrentarte? En esta lectura aclaramos todas tus dudas al respecto. ¡No te lo pierdas!

dar-hipoteca-seguro-vida

Si quieres saber cuáles son los requisitos para solicitar una hipoteca, ¡enhorabuena! Eres uno de los pocos privilegiados de tu generación que puede plantearse dejar el alquiler y vivir en una casa en propiedad.

Ahora que ya hemos celebrado tu logro, saca el bloc de notas y apunta. Te vamos a dar los mejores trucos y consejos para que lo consigas sin encontrarte con problemas en un futuro.

Asegúrate de contar con fondos suficientes

Repite con nosotros: «antes de preocuparme por saber si me conceden la hipoteca, tengo que tener un fondo de emergencia».

Contar con algo de dinero ahorrado para posibles imprevistos no tendría que ser exclusivo de los propietarios de inmuebles, pero en tu caso es imprescindible. Lo entendemos. Los sueldos quizás no son los mejores y los planes abundantes y tentadores, pero no puedes ir por la vida sin una red de seguridad. Especialmente si te vas a hipotecar.

Las opiniones de los expertos sobre la cantidad ideal de un fondo de emergencia son variadas, y oscilan entre los tres meses de gastos fijos y el año de nóminas. Apuesta por la opción que veas más realista para tu situación, y no tengas en cuenta ese dinero para nada más que para situaciones de fuerza mayor.

Al fin y al cabo, nadie se esperaba la aparición del coronavirus y aquí está. Las averías y reparaciones urgentes también llegan sin avisar, y los puestos de trabajo no son para toda la vida.

Calcula bien cuánto pedir de crédito hipotecario

Ahora que ya sabes que no puedes dejar tu cuenta a cero cuando compres una vivienda, es el momento de saber cuánto pedir de crédito hipotecario. Igual que ocurre con tu fondo de emergencia, tampoco hay una respuesta exacta. La lógica nos dice que, como el banco te cobra por el dinero prestado, lo ideal es pagar el máximo posible de entrada, pero no siempre es el caso.

Sabemos que el banco te pedirá una entrada mínima del 20 % del valor tasación, y todo lo que pagues por encima de eso reducirá tus costes. Pero, para saber hasta dónde quieres llegar, te recomendamos que tengas en cuenta tus necesidades financieras actuales y futuras.

Si vas a necesitar hacer reformas, el coste de tu hipoteca será menor que el de un crédito de consumo, por lo que te compensará reducir tu aportación inicial.

Otro caso similar se dará si, además de comprarte una casa, has decidido emprender por tu cuenta y tienes claro que la rentabilidad de tu negocio superará el tipo de interés. Los números te saldrán mejor con un endeudamiento mayor.

No olvides la nueva ley hipotecaria

En 2019 las leyes hipotecarias de España cambiaron para proteger a los consumidores, y aún en la actualidad la jurisprudencia sigue regulando algunas cláusulas abusivas relacionadas con los intereses variables.

Lee bien los documentos antes de firmarlos, y recuerda que tienes derecho a preguntar hasta la última duda. ¡Incluso a consultarla con un abogado!

Una de las regulaciones más importantes afecta a los seguros que los bancos exigen para poder firmar un contrato.

Pese a que tu entidad bancaria tiene derecho a asegurar su inversión exigiéndote una póliza de seguro del hogar y otra de un seguro de vida (que te recomendamos que contrates una póliza 100% digital, sin complicaciones), recuerda que no estás obligado a contratarlas con ellos. Y, por norma general, suelen ser más económicas cuando las firmas por tu cuenta.

Entendemos que cuando estás preocupado por cómo conseguir una hipoteca tienes miedo a preguntar, pero conocer tus derechos y negociar con tu banco es la mejor manera de alcanzar un buen acuerdo.

Piensa que si reúnes las condiciones para ser un buen cliente, no tendrás ningún problema; lo peor que puede pasarte es tener que aceptar el acuerdo inicial.

Antes de buscar una hipoteca, piensa en el uso que vas a hacer de la vivienda

Aparte de la inestabilidad laboral y los sueldos bajos, uno de los motivos por los que nuestra generación no compra casas es la movilidad.

Algunos expertos financieros conservadores le echan la culpa a los cafés del Starbucks y a las cañas después del trabajo, pero es realmente difícil invertir tus ahorros en ladrillo cuando no sabes dónde vas a estar dentro de dos años.

Si tienes en cuenta el coste de la entrada y el de las letras, y lo comparas con el de un piso en alquiler, verás que tu inversión empezará a ser rentable entre el quinto y el séptimo año en el que vivas en tu casa. ¡Si no sabes si te vas a mudar próximamente, valora tus opciones!

También es posible que tengas pensado invertir en una vivienda para conseguir mayor rentabilidad por tus ahorros alquilándola. En ese caso la ubicación y las características del inmueble serán determinantes para el éxito. Ten en cuenta cuánto podrás pedir de alquiler, considerando el mejor y el peor de los escenarios, y después calcula las letras y la revalorización esperada.

Otros requisitos para solicitar una hipoteca

Antes de entrar en la oficina del banco y decir «Buenos días, quería saber si me conceden una hipoteca», procura llevar tus deberes hechos y cumplir con todos los requisitos que ya sabes que van a exigirte.

Un contrato indefinido con una antigüedad superior a 2 años, que las letras supongan menos del 40 % de tus ingresos mensuales y la posibilidad de contar con un aval son algunos de los elementos habituales para conseguir luz verde. (Igual te interesará leer sobre: ¿puedo firmar una hipoteca sin entrada?).

Debido a la ley hipotecaria de la que hemos hablado antes, no podrán exigirte que domicilies tus nóminas ni que contrates otros productos con ellos, pero solicitar tus préstamos en una oficina donde te conocen te dará más poder de negociación.

Como ves, además de los requisitos para solicitar una hipoteca más formales, es importante que tengas en cuenta tu situación actual y tus planes de futuro. Ser realista y proceder con precaución es la mejor manera de evitar que algún susto inesperado en tus finanzas comprometa tus sueños.

Seguros de vida online Zurich Klinc

Seguro vida Zurich Klinc

¿Quieres el mejor seguro de vida para ti? Klinc es lo que buscas. Porque es 100% digital, fácil y tú eliges el nivel de protección que necesitas ¡sin pagar de más!
Cubre:
✔ Fallecimiento
✔ Incapacidad

Y al ser cliente, difruta de la app de Livewell, con consejos y retos de salud, que te permitirán ganar premios y descuentos.
Protege lo que realmente amas por muy poco.