¿Qué mantenimiento debe tener un coche según su kilometraje?

24 jul 2019

Te decimos en qué debes fijarte cuando hagas las revisiones periódicas y preventivas de tu vehículo, dependiendo del kilometraje que éste tenga.

mantenimiento auto seguro coche blog zurich

¿Cuántos años tiene tu coche? El parque automovilístico español no deja de envejecer, y sin un buen mantenimiento de coches, aumentan las averías. También los accidentes, que muchas veces están relacionados con el mal estado de los vehículos.

Por eso, más allá de aplicar el sentido común y hacer los mantenimientos mecánicos básicos de un vehículo antes de irnos de viaje, tenemos que cumplir con el mantenimiento recomendado para los coches según el kilometraje.

¿Cuál es la tabla de mantenimiento de un vehículo?

La rutina de revisiones debe ser estricta, y cada fabricante establece algunos plazos específicos para hacer el mantenimiento correspondiente. Sin embargo, hay algunas recomendaciones básicas establecidas, dependiendo del kilometraje.

Te puede interesar leer: los coches más cómodos para viajar en carretera.

Mantenimientos mécanicos básicos de vehículo a los 5.000 kilómetros

Es el momento de la primera revisión. Hay que fijarse en los neumáticos y líquidos (agua, frenos) además de cambiar el aceite o los filtros. Esto es algo que se repetirá en todas las inspecciones. También puedes aprovechar para ajustar la tensión del embrague, correas del motor y la suspensión o las luces.

A los 10.000 kilómetros

Más allá de neumáticos, líquidos, aceite y filtros, puede ser un buen momento para cambiar las escobillas del limpiaparabrisas, algo que deberías hacer anualmente.

También se revisa la tensión y eficacia del freno de estacionamiento y el pedal del freno, y debería realizarse la alineación, balanceo y rotación de ruedas.

A los 20.000 kilómetros

Para empezar, tendremos que cambiar el filtro de aire del habitáculo o, en su defecto, los filtros del polen del aire acondicionado. Es un buen momento para engrasar los rodamientos de las ruedas traseras y comprobar cómo están los soportes del motor y los escapes. Puede que tengas que cambiar la batería. Tampoco perderemos de vista las pastillas de freno, pues el coche empieza a notar los 20 000 kilómetros.

Si todavía no lo has hecho, hay que revisar y lubricar las cerraduras y bisagras de las puertas. Son uno de los elementos más utilizados, especialmente en la puerta del conductor o el maletero, y con el tiempo se van desgastando. Por último, puedes aprovechar para verificar el recorrido de los pedales del freno y el embrague para comprobar que siguen siendo igual de efectivos o, si es el caso, recalibrarlos.

Te recomendamos: 10 consejos para viajar en carretera.

A los 30.000 kilómetros

Las pastillas de freno están llegando a su vida límite, así que si todavía no las has cambiado es el momento de hacerlo. Aprovecha para revisar los discos de freno, la tensión y eficacia del sistema de frenado.

Entre los 30.000 y 40.000 kilómetros deberíamos aprovechar para revisar el aire acondicionado, especialmente si nos acercamos al verano. Amortiguadores, manguitos, rodamientos o incluso una alineación son otros aspectos que deberíamos vigilar a estas alturas.

A los 50.000 kilómetros

Llega el momento de ponernos muy serios y cambiar los componentes que todavía no hemos renovado desde que compramos el coche, o los que vuelven a llegar al final de su vida útil.

Toca cambiar el aceite, los filtros de aceite o combustible, las pastillas de freno, el líquido de frenos y del embrague, las bujías de encendido, correa de distribución, el refrigerante del radiador... También tendremos que ajustar la suspensión o sincronizar el motor de inyección o del carburador.

A los 100.000 kilómetros

La mayoría de revisiones que hemos visto hasta ahora se han repetido periódicamente. De nuevo tendremos que comprobar el estado de las pastillas de frenos, líquidos, correas, el radiador o el aceite y cambiar lo que sea necesario. También habrá que re sincronizar el motor de cuatro cilindros de inyección o del carburador y ajustar de nuevo la suspensión. Habrá que volver a alinear las ruedas. Si tu coche tiene, fíjate en la cadenilla. Si empieza a hacer ruido, cámbiala; si no lo hace, podrás alargar su renovación hasta los 120.000 kilómetros.

Claves del mantenimiento de coches

El mantenimiento preventivo del automóvil nos ayudará a evitar averías. Si te preguntas dónde hacer el mantenimiento a mi coche, basta con que te acerques al taller oficial de la marca del coche o a un taller especializado. Allí se ocuparán de todo lo relacionado con la mecánica del vehículo, del cambio de componentes y de las inspecciones pertinentes. Además, son los más indicados para detectar posibles averías.

Además del mantenimiento de coches por kilometraje, debes fijarte en la vida útil de los componentes y en el estado que presentan o los indicadores que te aparezcan en el tablero del vehículo. Solo así prevendrás las averías y alargarás la vida útil del vehículo todo lo que puedas.

Conoce el precio de tu seguro de coche

Y contratalo 100% online, en ¡solo 2 minutos!

Coberturas sujetas a lo indicado en las Condiciones Generales y Particulares de la póliza.