5 dudas más comunes cuando quieres contratar una hipoteca

02 abr 2020

Para saber cómo funciona la hipoteca de una casa es importante que aclares las principales dudas que pueden surgir durante este proceso.

dudas contratar seguro de vida hipoteca

De acuerdo con el Banco de España, una hipoteca es una garantía cuyo pago está asegurado según el valor del inmueble escogido. Si no estás familiarizado sobre cómo funciona una hipoteca, lo primero que has de saber es que el solicitante puede acceder a un préstamo de una determinada cantidad de dinero a través de su banco, así como también, tiene el compromiso de devolverlo junto a los intereses correspondientes. Por esto es bastante común que, al solicitar un préstamo al banco, también incluyan el seguro de vida e hipoteca.

Quizás te interese leer si es obligatorio el seguro de hipoteca.

Siempre hay que tener cuenta que el bien o la propiedad vinculada con el préstamo permanece en manos del propietario mientras este cumpla con las obligaciones de pago. De lo contrario, la entidad o prestamista podría disponer del inmueble (según las condiciones establecidas al momento de firmar el contrato) para garantizar el cobro de la deuda.

Por esta razón debes tener muy claras todas las condiciones e implicaciones que tiene la solicitud de este tipo de préstamo.

Dedicamos este artículo para que conozcas parte de las dudas más comunes al momento de saber cómo funciona la hipoteca de una vivienda.

Las 5 dudas más comunes al contratar una hipoteca

 

1. ¿Cuál es el porcentaje máximo que se concede con una hipoteca?

El banco hace el cálculo en base al valor de tasación de la vivienda y la capacidad de endeudamiento del solicitante. Lo que se recomienda generalmente es que antes de hacer la solicitud, te asegures de tener ahorrado entre un 20 - 25% del valor de tasación de la vivienda y además un 10% de los gastos asociados.

2. ¿Cuáles son los costes adicionales?

Respecto a cómo funciona la hipoteca de una casa hay distintas interrogantes. Una de ellas es la de los costos extras asociados. Existen tres para tomar en cuenta:

  • Monto no financiado por el banco: Como el banco no necesariamente cubre la totalidad del financiamiento en el caso del costo de una vivienda, la persona debe asumir el 20% restante.
  • Gastos hipotecarios: Al solicitar una hipoteca es necesario costear los distintos trámites en organismos como la notaría y el registro.
  • Impuesto sobre el valor Añadido: El IVA al comprar una vivienda varía si es de una nueva o protegida. En el primer caso es de un 10% sobre el precio, y en el segundo, es de 4%.

3. ¿Qué tipo de interés es mejor?

Si no sabes bien cómo funciona una hipoteca, ten en cuenta que existen tres tipos de interés con los que la puedes contratar. Estos son el fijo (no varía mientras dure la hipoteca), el variable (Euribor) o el mixto (fijo durante unos años y luego, variable). Si quieres tener la seguridad del monto exacto que pagarás durante el tiempo de la hipoteca, lo mejor es que optes por un interés fijo, aunque este es más elevado que el variable actual.

Sin embargo, esto te permitirá hacer un cálculo real y evitar modificar tu presupuesto año tras año. En caso de que desees amortizar la deuda durante los primeros años, el variable sería el más recomendable; sin embargo, ten presente que los cambios dependerían de los incrementos o bajas de Euribor. 

4. ¿Cómo funcionan el seguro de vida e hipoteca?

Contar con un seguro de vida para hipoteca es una ventaja. Puede beneficiar a los herederos de la persona, quienes en ocasiones se ven obligados a vender sus casas para hacer frente a la deuda, e incluso, en ocasiones, pedir préstamos adicionales para poder cubrir todo lo pendiente.

La clave al contratar un seguro de vida e hipoteca está en mirar las distintas opciones, y no quedarse únicamente con la alternativa que ofrece el banco, puesto que esta podría tener un mayor valor al de otros seguros de vida. Algunas entidades financieras te exigen contratar un seguro de vida para concederte el préstamo, por esta razón lo mejor es que busques alternativas económicas que te permitan cubrir este requisito. Consulta sobre las ventajas de contratar un seguro de vida.

5. ¿Puedo cancelar la hipoteca en cualquier momento?

Si deseas hacer la liquidación de la hipoteca, debes notificar en el registro de propiedad que ya no tienes ninguna deuda con el banco, una vez que has pagado la última cuota. El procedimiento es sencillo, solo deberás contactar al banco, al registro y preparar la escritura correspondiente con un notario. El coste va por tu cuenta.

Ten presente que el registro cancela el contrato hipotecario 21 años después del pago de la última cuota. Sin embargo, debes saber que este trámite es necesario para vender la propiedad, solicitar un nuevo préstamo hipotecario o si desea dejar la vivienda como aval en el caso de una subrogación.